El día 30 de abril, Pablo Iglesias anunciaba la dimisión de Juan Carlos Monedero. Con rigor periodístico, vamos a analizar las preguntas claves: ¿Qué ha ocurrido y quiénes lo protagonizan? ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo se ha anunciado? y por último, ¿qué consecuencias va a traer para la formación que pretende traer el cambio a este país?

¿Qué y quiénes?

La tercera cara más visible de Podemos presentaba ayer su dimisión de todos sus cargos de la directiva del partido. Pablo Iglesias declaró que es una decisión "enormemente dolorosa" para él, además de remarcar la gran amistad que los une y que Monedero seguirá apoyando a Podemos desde abajo.

¿Cómo?

Pablo Iglesias anunció la decisión de su amigo en una rueda de prensa poco después de las seis, en un acto en el que acompañaba a José Manuel López (candidato para la Comunidad de Madrid). El anuncio en estas circunstancias denota cierta prisa y aceleración de los acontecimientos porque parece que la dimisión del Secretario de Proceso Constituyente y Programa de un partido que algunas encuestas dan como primera fuerza del país se merece algo más que una rueda de prensa donde el aludido ni estaba.

¿Por qué?

La principal causa es la noticia surgida a comienzos de este año de que había cobrado 425.000€ por asesorar a varios países latinoamericanos como Venezuela. Esto podría ser más o menos discutido, pero lo más grave es que el profesor de la Complutense de Madrid creó una empresa para cobrar estos servicios y que tributaran a través del Impuesto de Sociedades en vez de por el IRPF que le obligaría a pagar más (el politólogo cuando estalló el caso presentó una declaración complementaria para pagar la parte que le faltaba).

Vídeos destacados del día

Este es el tipo de comportamientos que desde el seno de Podemos se ha criticado que hace "la casta".

¿Cuándo?

Esta probablemente sea la pregunta que crea más controversias ¿Por qué ahora? Una de las causas parece ser un enfrentamiento con Íñigo Errejón, partidario de seguir llevando al Partido al centro del tablero político, mientras que Monedero no comparte ese objetivo de convertir a Podemos en un partido con fines tan electoralistas. Este hecho parece haber contribuido a acelerar la salida de Monedero, a pesar de que, desde hacía meses, parecía claro que no iba a estar en ninguna lista electoral.

También hay que hablar de las declaraciones que ayer realizó Monedero en Radio Cable donde hizo críticas al que todavía era su partido con frases como: "Podemos tiene que dejar de mirarse en espejos que no son los suyos" y dejando caer que Podemos "a veces" se parece a eso "que queremos sustituir".

¿Qué consecuencias va a traer?

Lo que va a suponer esta noticia para el partido es una gran incógnita.

Lo que las encuestas reflejan es que Podemos está sufriendo un estancamiento en los últimos meses de sus expectativas de voto, aunque desde el partido siempre se les reste importancia. Las reacciones a esta dimisión son de todo tipo, una parte está feliz porque no les gusta la relación de Monedero con países como Venezuela o ven lo ven como un defraudador. Otra parte de la gente afín a Podemos se siente decepcionada por la salida de Monedero del partido porque lo veían como el último bastión para frenar el camino de Podemos hacia el centro.

Lo único que está claro es que hasta que no pasen los meses y lleguen las elecciones no sabremos cómo afectará electoralmente a Podemos ya que los posibles votantes de Podemos no han mostrado una dirección clara de lo que quieren del partido.