Es ante todo una política con gran talento natural, la menos populista de todo el Partido Popular, pero también es la que más se aleja de la realidad, es la más inmune a la verdad. Se cree sus propias mentiras, es la profesional política que se cree ser la única honrada, no sólo de todo el partido sino de todo el universo. Es sin ninguna duda una señora con estrella y duende, ha sobrevivido a un accidente de helicóptero y a un atentado terrorista en Bombay donde murieron 125 personas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Ella sigue inmune, aunque bajo su mimo se criaron varios personajes de la Gürtel y la Púnica. Su inocencia en ese mundo político la llevó conformar listas con: Mario Zabía Lasala, Ignacio González, Granados, Juan José Güemes, Alberto López Viejo, Alfonso Bosch, Benjamín Martín Vasco, José María de Federico, Carlos Clemente Aguado, José Ignacio Fernández Rubio, Francisco Acedo y Jesús Gómez, y muchos , muchos más, todos imputados de uno u otro motivo, ya sea de la Púnica, la Gurtel, caso Nóminas o por cobro de comisiones, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, falsedad documental, asociación ilícita y otro largo etcétera de imputaciones.

Sin embargo ella dice alegremente que nadie va a llenar sus listas, refiriéndose a Rajoy, y que sólo ella las completa con su gente.

Hablando de “su” gente, los medios han sacado a la luz que muchos familiares tiene puestos de asesores y otros menesteres dentro de las distintas sedes de la Comunidad de Madrid, su hijo, la hermana y algunos otros parientes se encuentran asalariados con permanencia en el Gobierno de la capital del país, sin que ella piense que el enchifismo sea otra forma de corrupción.

Ahora en plena campaña electoral se pone en la calle con un sillón hinchable a modo de consultorio privado, y con su chester portátil recorre los municipios de la capital dando sus charlas a todos los que pasen por allí. Es que ella es una política sofisticada, que cae bien a los religiosos y a los ateos, a los ricos y a los pobres, porque su ideología es el poder y el dinero, y necesita ese hábitat viscoso, espeso y denso para crecer y desarrollarse como animal político que es.

Vídeos destacados del día