Eidher necesita nuestra ayuda. Yo os voy a proponer distintas iniciativas para que todo el mundo pueda colaborar a llevar a Eidher a Boston para recibir su tratamiento. La primera de ellas y que esta al alcance de la mayoría de las personas es hacer una donación vía trasferencia bancaria. Esto es posible ingresando dinero a esta cuenta IBAN: ES35 2100 1518 1801 0043 2237. También puedes donar a través de Paypal sin moverte de casa entrando en la web fundacioneidher.



Es el caso de muchas personas que aunque lo desean con todo su corazón no pueden donar en la causa de Eidher, pero hay alternativas como la de formar un mercadillo benéfico con todo aquello que ya no uses en casa como ropa vieja, muebles, juguetes o cualquier objeto que tengas muerto de risa. Con esos objetos puedes formar el mercadillo, ya sea solo o con la iniciativa de un grupo de vecinos o amigos. Otras de las posibilidades es la de hacer una rifa solidaria, no tiene porque ser de objetos, puedes rifar desde una cena gratis hasta un corte de pelo.



Y si aun así no te ves capaz en la situación de poder ayudar, siempre puedes plantearte la idea a un familiar, amigo o conocido. Con pequeños gestos se salvan vidas, es la hora de salvar nuestras diferencias y de demostrar que España es un pueblo unido que ayuda a sus semejantes. No es la primera que vez que nos unimos por una causa justa y no tiene que ser la última, pero este es el momento de afrontar la salvación de Eidher y el día de mañana podremos ver la gratitud de sus padres reflejada en la sonrisa de su hijo, porque seguirá vivo.



No hay rendición, no hay un segundo de descanso, Eidher lucha a cada instante que pasa por vivir, porque la vida es lo más precioso que existe y nosotros, con un simple gesto, podemos regalarle una vida llena de felicidad. Y no solo a Eidher, os recuerdo que con estas donaciones estamos ayudando a muchos niños que afrontan los mimos problemas.



Y si después de todo esto no tienes las fuerzas suficientes por emprender esta batalla, comparte este mensaje, ya que entre todos tendremos las fuerzas suficientes para cumplir el sueño de Juanka que es ver a su hijo vivir.