Hoy en día la fidelidad es algo difícil de encontrar. Estamos sumidos en un mundo lleno de consumismo donde desechamos la mayoría de las cosas nada más utilizarlas. La juventud tiende a no mostrar respeto hacia sus parejas y son comunes las infidelidades por ambas partes, parece que se protegen de una futura infidelidad de su pareja siendo infiel lo antes posible por si llega el día que el otro te diga que te ha sido infiel por decir que tu también lo has sido y de esa forma intentar que te duela menos. 


La televisión nos vende este modelos de relación, programas como "Quien quiere casar con mi hijo", o "Un príncipe para", incluso "Mujeres Y Hombres Y Vicerversa" nos muestran a hombres y mujeres en pasajes dignos de Sodoma y Gomorra con intercambios de parejas habituales, chicos que comparten chicas, mujeres que se pelean a ver quien calienta en mayor medida al chico, también nos encontramos con mujeres y hombres cuyo único objetivo es vivir de su imagen, la mayor tristeza de todo esto es ver como las nuevas generaciones imitan estos comportamientos. 


El amor ha quedado atrás rezagado y abandonado a su suerte. Elisa la concursante italiana de Supervivientes 2015 se veía estos últimos días volcada a intentar acercarse a Noel, según ciertas imágenes que ha compartido el Reality de Telecinco parece que ha llegado a consumar el acto. Esta bella joven... era fácil entender esa atracción entre dos personas jóvenes y guapas, incluso la audiencia podría esperar un bonito romance y quien sabe si el surgir del amor. 


Elisa sin embargo ha soltado una bomba que ha hecho temblar los cimientos de la cristiandad, Rouco Varela aún se esta recuperando del shock, al final Elisa ha reconocido que se ha equivocado cayendo en el pecado con Noel, Elisa no estaba soltera al entrar en la Isla, ha confesado que tiene novio y ahora esta arrepentida de lo que ha hecho con Noel. Darse cuenta de su error después de haberlo cometido la honra pero tal vez a sea tarde. 


Y así una vez más un reality como Supervivientes nos trae a la luz la infidelidad como algo común y banal, no sabemos si Dios, la audiencia o su novio perdonaran a Elisa pero lo que si sabemos seguro es que no sera la ultima vez que hablemos de ella.