Pablo Iglesias ha decidido desaparecer de los medios, está jugando al escondite político desde las pasadas elecciones andaluzas, las malas lenguas dicen que no ha quedado del todo satisfecho con los resultados obtenidos, Podemos se ha establecido como la tercera fuerza política en Andalucía por detrás del PSOE y el PP, para un partido con tan poco tiempo en el marco político español es todo un triunfo.

Las voces internas de Podemos explican esta desaparición mediática aludiendo que Pablo ya había avisado que iba dejar al mando a Teresa Rodríguez y que esta tiene toda su confianza para analizar los resultados de las elecciones y actuar en concordancia.



En el día de hoy se cumplen dos semanas desde su última intervención allá por el 20 de Marzo en Sevilla algún gracioso del PP daba a entender que tal vez se lo hubiese llevado el río Guadalquivir, pero la realidad es que Pablo Iglesias ha seguido con su trabajo de Eurodiputado sin problema alguno, la única decisión que ha tomado de cara a la prensa en precisamente la de no comparecer de momento.

Con tintes de novela algunos diarios achacaban su ausencia al mal de amores por la ruptura con su ex pareja Tania Sánchez.



El afán desinformador de muchos medios y dándole vuelta al molino afirman que Pablo y Tania siguen su relación a escondidas, el colmo de los colmos, se pasan tanto tiempo afirmando que la pareja tiene problemas que cuando finalmente cortan no se lo creen, irónico cuanto menos.

Los argumentos para dar por desparecido a Pablo Iglesias se basan en su no análisis de los resultados del partido en Andalucia, justo lo contrario de lo que han hecho PP, PSOE y Ciudadanos cuyos líderes han salido a la palestra a dar su opinión sobre sus resultados electorales, para bien o para mal. Pero ya sabemos que Podemos no suele seguir el camino de los otros partidos.



Pablo Iglesias está jugando al escondite porque no va a tomar el liderazgo de las negociaciones con Susana Díaz para debatir acerca de si apoyaran su investidura o no.

Vídeos destacados del día

Mientras Pablo juega al escondite manda a Sergio Pascual, secretario de Organización del partido a negociar con la figura de Susana, delegar se ha hecho toda la vida, Pablo Iglesias no es el primer político que se ausenta de los medios y no por ellos andan diciendo que jugaron al escondite.



La preocupación por la desaparición de Pablo Iglesias es real y palpable, la casta empieza a tildarlo de cobarde por huir cuando los resultados no han sido los esperados, pero Pablo no está huyendo, todo el mundo sabe que más pronto que tarde regresara, tras los resultados de Podemos en Andalucía Pablo Iglesias solo se ha retirado a preparar el siguiente golpe para las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, y en el fondo Pablo es ambicioso y tal vez esperaba mayores resultados en las elecciones andaluzas, pero seguro que quien tiene miedo por esos resultados es la casta, se veían ganadores sin oposición y una vez más se han equivocado.