Hoy nos encontramos con la noticia en El Confidencial de una denuncia a la empresa de venta telefónica Códice, que le vendió a una anciana casi ciega de 87 años varios artículos por valor de 86.000 euros. Entre los que se encontraba una consola de videojuegos, varias enciclopedias para niños, relojes, placas de inducción, un ordenador portátil, un sillón de relax, una televisión de 40 pulgadas, y la lista continúa.

Como la anciana había sido enfermera, ellos se hacían pasar por médicos para engañarla de mejor forma y así venderle todo lo que se les ocurría. La pobre señora, entre que está prácticamente ciega y con la edad, poco entenderá lo que le dicen estos crápulas encontraron un filón de oro para llenar sus bolsillos.

Los individuos, porque no son vendedores, ni señores, hasta confesaron que le rellenaban los cheques, para que la anciana solo tuviera que firmar. La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid, tiene el juicio a los dos hermanos representantes de la firma y el jefe de ventas de Códice. La Fiscalía pide seis años de cárcel.

Lamentablemente los de la empresa Códice se registraron como insolventes y la pobre señora nunca recuperará ni el dinero ni las cosas, porque éstos bandidos ni siquiera le hacían llegar lo que la anciana compraba.

Lo que hicieron con esta anciana lo están haciendo con todas las personas de edad. Ellos los engatusan, le dicen palabras alegres, divertidas, y luego le venden una PlayStation para que juegue….¿la anciana?, lo que hacen es que están robándoles y aprovechándose sin que les afecte en lo más mínimo esta acción deleznable.

Vídeos destacados del día

Los están arruinando económicamente porque ninguno de esos artículos son necesarios para una señora ciega y de 86 años.

Lamentablemente tenemos que estar muy atentos a estas maniobras para engañar a nuestras personas mayores. He sabido de muchas experiencias que han sufrido algunos vecinos, pero nunca como el caso de ésta señora. De cualquier forma, hay tener mucho cuidado, porque hasta a nosotros que tenemos todavía nuestro sentido expectante y vemos con anticipación que nos quieren estafar vilmente, alguna vez caemos. #Telefonía móvil #Unión Europea #Crónica Madrid