En el caminar de nuestras vidas nos encontramos con personas de todo tipo, tanto de raza como de cultura o pensamiento. Aunque lo que realmente distingue a un ser un humano de otro es la manera de respetar o tolerar las creencias o formas de pensar de sus congéneres.

Hay gente tan torpe que ataca a otras con argumentos que el mismo no puede aplicarse. Es como cuando te pica una abeja y se rasca la persona que te está observando desde la acera de enfrente. Parece una cosa extraña lo que estoy diciendo, pero voy a pasar a explicárselo. Hablamos de una persona, por llamarlo de alguna manera suave, que ha tenido la torpeza, una vez más, de meterse en ciertos aspectos familiares, cosa que a él dice que no se le puede tocar.

Nos referimos al señor Kiko Hernández, colaborador de Sálvame.

Kiko ha tenido a bien informarnos sobre un aspecto de la vida del padre de Aguasantas, algo muy personal y privado. Según informa el palmero mayor de Belén Esteban el padre de la "benjamina" del pasado GH VIP habría mantenido una relación paralela con otra mujer, que no es la madre de Santis, durante 25 años. Ha dado una inicial, una M., inicial por la que también empieza un calificativo que se lo puede aplicar, similar a la persona que tira la piedra y esconde la mano.

Lo más gracioso es que diga que hay gente que lleva una doble vida cuando él es el primero que la porta en su maleta vital. Quizás no se acuerde, la memoria le falle, pero usted tiene una doble vida clarísima. Mientras va con esos aires de superioridad por ahí, despotricando de todo el mundo que cae mal a su Belén Esteban, hay que recordarle que está usted con una sentencia de 6 meses de prisión, por quedarse con 14.000 euros de un cliente de su antiguo negocio inmobiliario, ratificada hace poco por la Audiencia Provincial de la capital de España.

Vídeos destacados del día

Eso si es llevar una doble vida y máscara. Parece no acordarse que la que traicionó esos principios máximos que dice tener fue su íntima Belén en el reality de Gran Hermano Vip, dónde aireó delante de toda España detalles de su vida íntima, y usted no ha tenido los suficientes arrestos para reprocharle nada, a cambio tiene la desfachatez de arremeter contra la familia de una mujer que participó en el show de la casa de Guadalix. La única palabra que se me ocurre para usted es, cobarde.