Según las últimas estadísticas españolas realizadas el año pasado, más de un tercio de las mujeres y uno de cada diez hombres se tinta el pelo con regularidad, dando lugar a que nos sometamos a más de 45 millones de tratamientos de cambio de color y por tanto, que las ventas de tinte lleguen a los 2,2 billones en el pasado 2014.

Como consecuencia a esta cadena, las reacciones alérgicas a estos tintes sintéticos se han triplicado, y es que cada vez son más personas las que prefieren tintar su cabello en casa, bien por comodidad o bien porque resulta más económico, y es que a pesar de las advertencias de que pueden provocar reacciones alérgicas graves como rojeces, escozor, picor e irritación, seguimos utilizándolos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

¿Hasta dónde un producto que puede provocar reacciones alérgicas graves es seguro?

Una de las alternativas consiste en utilizar tintes vegetales o henna, a excepción de la henna negra que sí que contiene un componente que podría provocar reacciones alérgicas graves.

La henna es un componente natural que ya en la antigüedad se empleaba para tinta la piel y el cabello. Hoy en día se utilizan las hojas secas, se pulverizan y se mezclan con mantecas hasta hacerse un bloque que posteriormente se mezcla otros ingredientes naturales que den color.

Previamente, antes de usar este tipo de tintes se recomienda realizar una prueba en la piel para comprobar si te produce alguna reacción aunque, éstas son más leves que las que pueda provocar un tinte sintético.

Además, la ley exige a cada fabricante que adviertan en los envases de cualquier tinte de los riesgos de las reacciones que puedan provocar, y advierten de la necesaria realización de una prueba cutánea.

Debemos de tener cuidado porque aunque en muchos centros de belleza se realizan estas pruebas antes, solo suele hacerse la primera vez, sin tener en cuenta que puede darse una reacción por usar muchas veces el mismo tinte aunque no se hayan tenido problemas con anterioridad.

Vídeos destacados del día

En nuestras manos queda el evitar este tipo de tintes sintéticos por leves que puedan ser sus reacciones.