GH y MHYV: dos programas que arrasan en audiencia, la principal finalidad de estos "Reality" Show es la de entretener y conseguir la mayor audiencia posible, obviamente, con ánimo de lucro, para todas las edades y sin filtro alguno, cosa que han conseguido introduciendo cada vez más personajes que siguen un mismo estereotipo, es decir, poca inteligencia o ninguna, muchas ganas de discutir y destacar, inmensas ganas de llorar en directo y sobre todo hacer el ridículo sin ningún tipo de pudor.

Belén Esteban ganó GH VIP tras 74 días de convivencia, la colaboradora de "Sálvame" y otros programas del mismo calibre, se ha proclamado ganadora con un 67,9% de votos pronunciados por la audiencia que ha alcanzado casi la cifra de cinco millones de telespectadores (4.919.000 de espectadores) y con estas cifras los casting para Gran Hermano 16 ya han comenzado.

Hombres que parecen mujeres, mujeres que parecen objetos y objetos que destacan más por su humanidad que los propios concursantes, se trata del programa de Telecinco, Mujeres Hombres Y Viceversa, un programa que destaca más por la mala actuación de sus concursantes que por los méritos propios de estar participando, se trata de conquistar el trono.

Los requisitos para participar en el programa son pocos, exigen don de "lenguas" y un nivel básico de castellano a ser posible, el menor conocimiento de idiomas, tener acabada la secundaria como máximo y una suscripción anual en el gimnasio más cercano, dos tatuajes sin significado alguno y por último desconocer el significado de la palabra "dignidad".

A pesar de todo, el programa ha conseguido y sigue consiguiendo unas audiencias que superan la barrera de la realidad, Telecinco ha alcanzado unas cifras cada vez mayores a programas cada vez menos éticos.

Vídeos destacados del día

Telecinco también cuenta con programas mejores que narran historias reales de mujeres que han recibido algún tipo de maltrato, llamado "Amores que duelen" un programa que emociona por las historias que cuentan con fuerza y valentía las mujeres que las han vivido en carne y hueso y con las que el público se solidariza desde el primer instante.