Sin duda el momento de la república ha llegado a España, la que anteriormente era la institución más valorada por los españoles ha sufrido un tremendo desgaste, las polémicas de los últimos tiempos han hecho soplar el aire del cambio en la Monarquía. Las últimas informaciones de Diego Torres inculpan directamente a la casa real en una #Corrupción palpable y bochornosa. El hecho de que la abdicación del ex Rey Juan Carlos II y la toma de la corona por su hijo Felipe VI no fueran sometidas a referéndum en un estado supuestamente democrático ya levanto ampollas.



Los grandes partidos siguen siendo palmeros de la casa real, pero la gran mayoría de ciudadanos de este país ya no contemplan con buenos ojos que sean representados por unas personas que ellos no han elegido y a las que mantenemos con nuestro dinero.

Esta por ver si ganando las elecciones Podemos que es un partido anti monárquico se atreverían a someter a votación popular la permanencia de los borbones en el nuestro país.



La República Española llevaría a la disolución del Principado de Asturias y a la formación de un gobierno federal con el derrocamiento del estado de las Comunidades Autonómicas, opción que varios políticos han expuesto como viable ya que daría mayor autonomía de gobierno a Cataluña y al País Vasco. El eje de gobierno seguiría la estructura de otras repúblicas como la francesa donde el poder esta representado en la figura del presidente de la república y el primer ministro de dicho gobierno.



El gran problema de la instauración de una república en España podría ser el enfrentamiento entre los que están a favor de mantener la Monarquía y los que están en contra, no es la primera vez que se producen enfrentamientos entre hermanos de una misma nación.

Vídeos destacados del día

Pero de lo que no cabe duda es que este problema se tiene que afrontar con inmediatez, aunque sería bueno el ascenso de un partido republicano al poder, la clave reside en un movimiento masivo popular reclamando el cambio. Mucha gente tiene miedo a expresar su antipatía a la corona por lo protegida que esta judicialmente. España empieza a respirar aires de cambio, y esta claro que la Monarquía sera una de las primeras en recibir el impacto de este Huracán.