Lo único malo de la película, es que el gran hotel no existe. Y lo cierto es que es una película que consigue encandilarnos de principio a fin. Primero porque es una comedia que no tiene nada que ver con otras comedias, no busca la carcajada fácil ni tiene un chiste tras otro, pero consigue mantener la sonrisa en el espectador.

Y en segundo lugar, porque su director es Wes Anderson y sabe poner su sello personal a todas sus producciones. Consigue reunir historias a las que ya estamos muy acostumbrados (robos, asesinatos, el inocente que se ve obligado a huir porque  el malo malísimo  le persigue...) bajo una atmósfera inigualable, en lo que algunos críticos la han calificado como una estética deslumbrante marca de la casa.

Además, supone un espectáculo sensorial, consigue acercar a los espectadores al virtuosismo colorista típico de las obras pictóricas del surrealismo, sus colores llamativos que no pasan inadvertidos y sus impresionantes paisajes, que brillan y nos deleitan gracias a los magníficos movimientos de cámara y el magistral uso del encuadre.

A lo que hemos de añadirle la meticulosidad y la precisión de relojero en cada escena, continuos guiños cinéfilos y una banda sonora exquisitamente elegida que encaja perfectamente con cada escena y detalle de ésta. Y aunque la descripción de los personajes no es muy profunda,  el director consigue que despierten cierta nostalgia y cariño. A todo hemos de sumarle, 

El argumento de la película, se basa en los relatos de Stefan Zweig sobre Europa en el período de entreguerras.

Vídeos destacados del día

Nos cuenta las aventuras y desventuras del célebre y legendario conserje del Gran Hotel Budapest Gustave H. (Ralph Fiennes), que establece amistad con el botones del hotel Zero Moustafa interpretado por Toni Rovolori, a quien convierte en su protegido; la amistad de Gustave con una dama de la alta sociedad, cuya muerte enfrenta a todos los miembros de una familia por la inmensa fortuna de la dama y el robo de una obra renacentista de un valor incalculable. 

El Gran Hotel Budapest se ha convertido en la película favorita de muchos y su éxito ha sido mayor del esperado. Ha sido la ganadora de 4 premios Oscar a mejor banda sonora, dirección artística, vestuario y maquillaje, de un Globo de Oro a mejor película (comedia o musical), 5 premios BAFTA entre los que se incluye el premio al mejor guión original, el Gran premio del Jurado en el Festival de Berlín, elDavid de Donatello a mejor película extranjera y el premio a Mejor guión en el Círculo de Críticos de Nueva York#Cine