Ha salido en el BOE, una fundación encargada del estudio, historia y recopilación de fotos y vídeos del expresidente socialista. La Fundación la componen Felipe González como presidente, José María Maravall Herrero, quien fuera su ministro de Educación en época del Gobierno socialista, y María González Romero, hija del expresidente, que figura como secretaria en la Fundación.

La finalidad de ésta Fundación, será el estudio, recopilación de archivos tanto fotográfico, audiovisual o de cualquier otro estilo sobre la trayectoria en política de Felipe González Márquez. Indica también que sus fines son la investigación, enseñanza y difusión de la historia política de España, y la figura del expresidente durante el periodo 1982-1996.

Dentro de todos esos temarios que tiene para difundir, pregunto si hablará de los casos de terrorismo de Estado, como el GAL, o los casos de secuestro y asesinatos de Lasa y Zabala, los escándalos que provocaron los fondos reservados, los casos Roldán, Paesa, Guerra, los casos de corrupción de FILESA para financiar a su partido y por último pero no menos importante la expropiación de RUMASA, todo esto no creo que esté. Si hablará de la cantidad de puestos, públicos y privados tanto en España como en América, premios y honores que le han dado a éste señor, que como vemos tiene el ego más grande del planeta.

Mi reflexión es que cuando uno mismo tiene que trabajar para situar su nombre en la historia, es que el papel que ha protagonizado, no ha sido tan notable. Conocemos muy bien los fines de este tipo de Fundaciones, recaudar dinero a ciudadanos incautos o pedir subvenciones al ayuntamiento de turno.

Vídeos destacados del día

Con 72 años como tiene este señor, no puedo justificar esta acción, o realmente el narcicismo que tiene es enfermizo.

En diciembre del año pasado, se hizo ciudadano colombiano, alabando de todas las formas posibles aquel país. Ahora ha dejado de trabajar en Gas Natural Fenosa, (bueno es un decir, porque sólo ocupaba su despacho dos veces al año, ¡eso sí! cobraba 176 mil euros anuales) pero un dato, dejó en su puesto a la exministra Cristina Garmendia, como consejera del grupo, y es que cuando te portas bien y haces bien los mandados, cuando quieras dejar la política te dan una golosina como esta, cobrando por encima de los 200 mil euros.