La actual Ley del aborto estipula que las menores de 16 años como tope si quieren abortar tienen que informar al menos a uno de sus progenitores o a un tutor. Solo podrán abortar sin informarles si se encuentra en una situación familiar delicada o en el caso de encontrar desamparada. La Ley dice que el aborto tendrá que ser ejecutado por un medico especialista y sera posible hasta las 14 semanas de embarazo y 22 si existe un riesgo de salud para la madre. En el caso de que un especialista no quiera ejecutar el aborto puede someterse a la objeción de conciencia para que otro profesional lo ejecute. 


¿Cuánto vale una vida? El próximo Martes en el congreso se debatirá y votará la proposición de ley acerca del aborto y parece que el Partido Popular ha decidido poner a subasta la vida de las personas, está preparando la enésima reforma de la Ley del Aborto, esta vez quiere quitar de la Ley del Aborto lo que estipula que el aborto es un derecho un derecho de la mujer, si ya crías de 16 o 17 años tenían que someter al consentimiento de sus padres si podían abortar o no, ahora quieren quitar a la mujer el derecho al aborto y todo esto para satisfacer a la rama más conservadora del Partido Popular y como no a la Iglesia. 


Parece que a pesar de estar en el siglo XXI nuestros derechos y sobretodo en el caso de los derechos de la mujer están ausentes y sometidos a la decisión de personas que hacen uso de un control opresor sobre nuestras vidas, atrás queda el derecho a decidir por uno mismo. 


En este caso de la Ley del Aborto el consenso es muy difícil se enfrentan dos partes muy opuestas, por un lado la parte católica que defiende la vida y ve el aborto como un asesinato y por otra parte todas aquellas mujeres que quieren el derecho lógico a decidir si siguen adelante y tienen un hijo o no quieren tenerlo. 


En estos casos el Gobierno tiene que intentar hacer primar la sensatez ya que es imposible contentar a ambas partes, el sentido común de la sociedad indica que una persona tiene potestad sobre sus actos y siempre que se encuentre en una buena salud mental debería poder decidir por si misma si quiere abortar o no quiere hacerlo sin tener que someter esa consulta a familiares ni a otros estamentos siendo la decisión propia y no manipulada por terceros. 



En el momento en el que una niña de 16 años puede quedar embarazada sin buscarlo y sus padres la obligan a tener ese crió, en ese momento traspasamos la linea de la libertad y nos pasamos a la privación del derecho a decidir por uno mismo, puede ser que alguien tan joven no este tomando la decisión con madurez, pero no deja de ser su decisión, lo mismo si decide no abortar y seguir con el niño sin en el consentimiento de sus padres, ante todo el derecho a decidir debe ser de la mujer.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Lo peor de todo es que esta ley sera reformada por la simple presión de unos diputados y parlamentarios que amenazaban al PP con votar en contra de la proposición de ley el próximo Martes en el congreso.