El movimiento de protesta, que denuncia la situación insostenible y precaria que Telefónica hace soportar a sus técnicos sigue adelante con más fuerza que nunca con la intención de que la empresa matriz atienda sus peticiones, que no son otras que las de obtener unas condiciones dignas básicas de trabajo como establecer las 8 horas de jornada laboral, la contratación en plantilla del personal autónomo o la cancelación del convenio que firmó con las contratas en el que empeoraba todavía más la precaria situación.

Desde la reivindicación del 28 de marzo, iniciada en Madrid, técnicos de toda España se han ido sumando a la protesta masivamente con la celebración de múltiples asambleas para apoyar la huelga estatal del pasado 7 de abril, convocada por el sindicato AST, resultando un éxito considerable al participar el 90% de los técnicos de todo el país.

Apoyos recientes

El sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) ha comunicado que se une a la huelga desde próximo 14 de abril así como CC.OO. y UGT que no lo harán de forma total sino que será por días sueltos. A pesar de las repercusiones que todo este asunto está ocasionando desde hace 12 días como multitud de altas, averías y todo tipo de incidencias sin atender a causa de la huelga, manifestaciones, piquetes informativos o incidentes como la quema de "fiteles" entre otros, resulta más que llamativa la ausencia general de información en la mayoría de los medios de comunicación.

Redes sociales al frente

Redes sociales como Facebook y sobre todo Twitter están siendo esenciales para el seguimiento y la obtención de información sobre la huelga durante todos estos días solo gracias a los propios técnicos y protagonistas, llegando a encabezar su causa #HuelgaTotalMovistar la lista de Trending Topic, hecho que hace aún más comprensible el asombro y la indignación unánime sobre el silencio mediático sufrido.

Vídeos destacados del día

Después de tantos días de reivindicaciones e intentos de comunicación con los medios, a través de las redes sociales, para que se hicieran eco de la protesta, es ahora cuando parecen despertar de la impasibilidad aunque de manera notablemente escueta y prudente. Todo apunta a que los técnicos y trabajadores seguirán luchando incesantemente, no solo por ganar su lucha. sino por dar a conocer las lamentables condiciones en las que están trabajando.