Hay momentos en los que pensamos que todo está perdido, no nos encontramos a nosotros mismos y tenemos grandes dudas sobre cualquier decisión que tomamos. Es normal y humano que pase eso, un gesto que honra a todo al que le ocurre. Es por eso que deberías leer estas letras, Rafael Abad, conocido por todos como Rasel. Quizás te convendría recordar quién eres, para aferrarte a ese recuerdo para poder seguir hacia adelante.

Quizás en las palabras de tu madre encuentres tu ánimo de lucha. Según ella dijo, empezaste a dar guerra desde sus entrañas ya que comentaba que bailabas break estando en su seno hasta nacer en las fiestas navideñas de 1981, con un peso discreto, no llegaste a los 3 kilos, pero tenías unas ganas locas de vivir.

El colegio no era lo tuyo, siempre estabas con excusas para no estudiar, pero la gimnasia se te daba genial. No te faltaba tu walkman con tu música preferida en todos los idiomas, pero apuntando a un estilo con mucha personalidad, Violadores del Verso, Cypress Hill, Eminem o la Mala Rodríguez.

Te vino bien la ocupación de tu padre, músico profesional, para dar alas a todo lo que tenías dentro y con tus veinte años, acompañado de tu hermana Dama, formaste el grupo "Un Par" y empezaste a ganarte la vida por todos los bares de nuestra Andalucía, te ganabas la vida con lo que te gustaba pero era duro, muy duro.

El estrellato no te ha llegado por casualidad, ha sido consecuencia de tu arduo trabajo, de tu música acompasada y de tus letras críticas e inconformistas con la sociedad que tenemos, más comprometido si cabe con tu primer álbum "Publicidad Engañosa".

Vídeos destacados del día

Refúgiate en el recuerdo de toda la lucha que has desempeñado en esta vida, no ha sido fácil alcanzar la actual meta, y aunque alguna vez te pierda tu impulsividad, todos sabemos que sabes escuchar y que tu manera de ser no se dista mucho de una persona como la que te habla.

Y como se tu afición, compartida por mí, a la película Gladiator te dejo una frase que espero te sirva en estos difíciles momentos, "No nos ocurre nada que no estemos preparados para soportar". Mucho ánimo Rasel, estamos contigo superviviente.