Nadie duda que en el concurso Supervivientes hay que poner toda la carne en el asador, es un programa que mina física y moralmente a los concursantes, y que los lleva a unos límites que no han alcanzado ni por asomo, seguramente, en ningún instante de sus vidas.

Ayer vivimos un caso que, en mi opinión, es una vergüenza absoluta.  Aunque decimos esto porque hay un hecho que atañe directamente a Carmen Lomana, que vamos a pasar a relatar.

Todos sabemos que la madre de Carmen Lomana, Josefa, de 93 años, sufrió un ictus cerebral, y con esa edad, la recuperación es posible, pero tiene mucho riesgo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Ayer, el programa se encargó de comunicarle lo que había pasado con su madre y ella se limitó a decir ` Mi madre es una mujer fuerte y va a salir de ésta, yo voy a rezar para que mejore´.

Jorge Javier Vázquez incidió en el hecho de que Lomana iba a estar puntualmente informada del estado de salud de Josefa, y le animó diciendo que se estaba recuperando poco a poco.

El apoyo también le llegó con las palabras de Concha Galán, que le transmitió las palabras de los médicos, estaban muy esperanzados y tenían mucha positividad con respecto al progreso de la enfermedad de la madre de Carmen.

Vergonzosa actitud de la Lomana, con una falta total de afecto maternal, se refugia en la fortaleza de una mujer de 93 años que ha padecido 3 ictus ya, para aferrarse a un Reality. Parece ser que el concurso es más importante que la salud de su madre. Cualquier persona medianamente razonable a la que le digan que su madre está padeciendo eso, no dudaría en volar para dar consuelo y cuidar de la persona que le ha dado la vida, pero claro, parece que Carmen Lomana solo ayuda delante de las cámaras.

¿ Pensáis que es vergonzosa la actitud de Carmen Lomana no volando a España para cuidar de su madre? ¿ qué haríais vosotros si os sucediera una cosa similar, dejaríais a vuestra madre de 93 años por un concurso, a sabiendas que pudiera ser que no la vierais más?