Hace apenas dos meses se estrenó, en Antena 3, la exitosa serie policiaca Bajo sospecha. Semanas llenas de misterio, acción, muertes, sospechosos, dudas e intriga que concluyeron este lunes, 13 de marzo, con la emisión del último capítulo.

Más de 3,7 millones de espectadores (3.748.000) siguieron atentos la minuciosa explicación sobre la desaparición de Alicia Vega (y su posterior fallecimiento) así como la muerte de la prima, Nuria Vega. Este buen dato de audiencia se traduce en un y 20,4% de share. Respecto a la semana pasada, sube 318.000 espectadores y 1,9 puntos.

Explicación final Bajo sospecha

Para entender qué sucedió con las pequeñas Alicia y Nuria Vega, hay que partir de la base que tanto unos padres, Roberto Vega y Carmen Castro, como otros, Begoña Valverde y Andrés Vega, atravesaban un mal momento sentimental.

Roberto le era infiel a Carmen con Begoña Valderde. Y tanto Carmen como Andrés eran conscientes de ello. Pablo, Alicia y Nuria, a raíz del cuento, los Tres Tristes Tigres (de ahí las 3T), pactan un plan para evitar que sus padres se separen: "Si a uno de nosotros le pasara algo, las parejas se unirían".

Caso Alicia Vega. En su primera comunión, Alicia desparece con la ayuda de su hermano Pablo y de su prima. Que fuera ese día no estaba planeado pero los pequeños no tenían otra opción: a la mañana siguiente, Begoña y Roberto se irían de viaje, juntos.

Mientras todos buscan a Alicia por el restaurante, la niña permanece oculta en la caseta del perro. Más tarde, los tres primos deciden que lo mejor es que Alicia vaya a la casa abandonada. No obstante, surge un contratiempo: Inés y su ex marido Fede aparecen allí para mantener relaciones.

Vídeos destacados del día

Así, los niños deciden que Alicia se esconda en la cabaña del bosque.

La pequeña confiesa estar cansada del "juego". Sin embargo, su hermano no le hace caso y le encierra. Una noche, Eduardo se acerca a la cabaña para coger la droga que ahí guardaba. No llega a entrar pero deja la puerta abierta liberando, sin que él lo sepa, a su sobrina. De camino a casa, Alicia es atropellada por Bosco (de forma accidental). Este, por el sentimiento de culpabilidad, se ahorca. Alicia muere en el hospital.

Caso Nuria Vega. Cuando Alicia muere parece que Nuria Vega es la única que sabe lo que le ha ocurrido a su prima. Por miedo, Nuria, con ayuda de Pablo, se escapa del colegio antes de que la policía le interrogue y se esconde en la casa abandonada. En una pelea de primos en la casa (Nuria quiere acabar con el juego y contarle a la policía lo que le pasó, de verdad, a Alicia pero Pablo no cree que sea buena idea), Pablo golpea con una linterna a Nuria. La pequeña muere a causa de la hemorragia.

Asustado, Pablo le cuenta a su madre lo que le ha ocurrido a Nuria (no le revela nada del caso Alicia). Carmen le pide ayuda a su hermano Eduardo. Él se encarga de enterrar el cuerpo de la niña en el bosque. Más tarde, Carmen es detenida y ella reconoce ser la culpable. Como haría cualquier madre, Carmen estaba protegiendo a su hijo.

A pesar de que se han quedado en el tintero algunas cosas, personalmente, le doy un diez a la serie. Para mí, el final ha sido apoteósico. Nunca habría imaginado que todo empezó como un juego de niños queriendo evitar las separaciones de sus padres, que continuó con un autosecuestro y terminó con unas muertes accidentales. Ahora solo falta averiguar una cosa: ¿renovará Bajo sospecha por una segunda temporada? ¿Qué creéis? ¿Os ha gustado el final?