Pensábamos que Belén Esteban era el centro del concurso televisivo de GHVIP, pero poco a poco nos vamos dando cuenta de que está apareciendo otro monstruo televisivo. Ylenia, la concursante rubia platino nos sorprende día a día con su dañino vocabulario, y sus celos incontrolados y enfermizos, sin olvidar el modo en que maneja al italiano, al que tiene a su merced, simplemente porque hace cualquier cosa con tal de poder seguir durmiendo acompañado, algo que no deja muy bien al cerebro masculino.

Ylenia es una de las concursantes nominadas para salir de la casa el próximo jueves y por lo que se puede comprobar, la campaña para que salga de la casa cada vez es más grande pues cada vez hay más espectadores apoyando que esta reina de las malas palabras y la mala educación abandone la casa de GHVIP y nos libere de ese mal vocabulario y de tanto insulto malintencionado.

Otro motivo por el que muchos de los fans del programa quieren que abandone no es otro que ver a Belén Esteban, reina de la prepotencia y las malas maneras de actuar, sin Ylenia siguiendo sus pasos, sola ante la adversidad en aquella casa en la que ellas creen que son las diosas del universo hablando con despecho de sus compañeras de concurso y dando por seguro que ninguna de ellas dos se irán nunca de la casa y que son Chari y La Portero las que van a salir antes que ellas.

Tal vez deberían, los familiares de ambas ir contratando un psicólogo para la pareja de rubias. Pero hoy por hoy estamos ante la inmensa reclamación en las redes de que sea Ylenia la que tenga que salir. Tal vez el programa tendría que ser algo más duro con concursantes que son vistos por padres, madres, abuelas, abuelos, primas ,primos hermanos, hermanas y adultos de todo tipo que deben dar ejemplo a los más importantes en esta sociedad a los niños.

Vídeos destacados del día

Los niños no deben ver y escuchar este tipo de vocabularios en un medio que suele ser el centro de la vivienda, la televisión. Vocabularios como el de Ylenia debería ser sancionado en televisión, así puesto que el cliente siempre tiene razón y en este caso el cliente es el público, Que se vaya Ylenia.