Nos hicieron creer que sí, que era un concurso y que los espectadores tomaríamos la decisión final sobre quien ganaría GH VIP. Para ello nos animaron a participar de esta farsa con frases tan grandilocuentes como "La audiencia es soberana" pero ¿y si el pescado ya estaba vendido antes de empezar este '#Reality'?

#Telecinco y Mediaset sabían que incorporar a Belén Esteban al universo VIP del programa iba a suponer un éxito sin precedentes pero, conociéndola, también cabía la posibilidad de que este concurso matara a su "gallina de los huevos oro". No sabían si podía ocurrir una cosa y/o la otra, pero tenían claro, que para evitar lo segundo Belén debía de ganar el "concurso" y no salir por la puerta de atrás.

La Esteban, por su parte, tampoco podría correr el riesgo de "quemarse" en un 'reality' televisivo y, sería lógico que pidiese ciertas garantías, de hecho, de su popularidad depende el pan de su Andreita y todos sabemos que ella por su familia mata. Por lo tanto, ante esta comunión de intereses no parece muy complicado llegar a un pacto entre "caballeros".

No sabemos si este acuerdo existió, sin embargo, por el desarrollo del programa sabemos que la cadena se comprometió a satisfacer los intereses económicos de la interesada, dotándola con un sueldazo de 65.000 euros a la semana, a protegerla ante las posibles meteduras de pata y a poner toda su maquinaria mediática, incluyendo los programas Sálvame y Cazamariposas, al servicio de la causa.

La "concursante", por su parte, debía garantizar el show mediático hasta extremos que rozaran la ilegalidad y una forma de lavar su imagen tras el programa podría ser renunciar al "paupérrimo" maletín, que tras el bocado del señor Montoro se quedaría en unos 60.000 euros, tan solo una semanita de trabajo extra.

Vídeos destacados del día

Por lo visto en el "concurso" Mediaset ha cumplido con su parte y se ha deshecho de pruebas que podrían haber incriminado a su contratada de cargos de acoso, injurias y calumnias y, además, nunca se ha planteado expulsar a la Esteban por estos graves delitos. Pero aún existen muchas preguntas sin contestar sobre esta posible pantomima.

¿Por qué una persona tan prepotente como Belén Esteban, y que se jacta de todas sus acciones buenas y malas, se ha mostrado tan apesadumbrada por su actuación en la casa? Una posible explicación podría ser que Belén estuviera informada en todo momento de lo que ocurría en el exterior. Tener una habitación sin cámaras para "ir al pueblo" puede resultar muy oportuno.

Además, otro hecho que parece indicar un posible acuerdo entre las partes se podría deducir de que algunas personas de la cadena supieran que Belén Esteban iba a donar el contenido del maletín antes de que esto ocurriera. Belén nunca lo manifestó en la casa, sin embargo, Kiko Hernández lo sabía y, probablemente, metió la pata cuando, con el fin de alentar a las comunidades "belenistas" al voto, lo reveló un día antes de la final en Sálvame.

Esto es una hipótesis, pero todo parece indicar que nos han sacado los cuartos haciéndonos votar por un imposible y que GH VIP 2015 no era un concurso, sino que se trataba de un paripé para batir todos los records de audiencia de una cadena insaciable.