Santiago Segura es un director que más allá de sus buenos números en las taquillas de "Torrente", sabe bastante del negocio, empezando desde abajo y no le importó acudir a cualquier estrategia con tal de vender un corto en sus comienzos o un largometraje cuando empezó a subir su cotización.

Cuando Segura habla del éxito puntual del #Cine nacional en nuestro país, habla con conocimiento de causa. Está claro que es mejor ser optimista con estos meses en los que éxitos como "8 Apellidos Vascos", "La Isla Mínima" o "El Niño" han subido y mucho en sus ingresos la taquilla que consiguen las películas españolas. La realidad es que tanto estos exitosos trabajos como Torrente (la cual tiene tras de si una gran promoción y el ser una saga le ayuda enormemente) son unas excepciones que, aunque es para celebrarlo, no reflejan el estado actual de la industria.

La ayuda privada y la promoción en la televisión ayudan enormemente y salvo las anteriormente citadas, los demás trabajos dificilmente logran alcanzar unos bueno resultados ante el cine norteamericano. Es complicado luchar contra el poderío de hollywood, pero no es menos cierto que películas de discutible calidad logran llegar a la cartelera española sin ser un dechado de virtudes, quedando algunas películas patrias con presencias testimoniales.

La clave como dice Segura está en las ayudas por parte de la administración y en una educación que enseñe desde bien pequeños a los niños a conocer la historia del cine, tanto nuestros autores (Buñuel, Saura, Garci, etc) como los extranjeros para que se parta con una cultura cinematográfica que en nuestro país se carece de ello. Está claro que en nuestro país hablar de cine casi es hablar de política, si apoyas al #Cine español eres de izquierdas o un perroflauta pero la realidad es que cinematografías como la francesa, italiana o la inglesa demuestran que apoyar al cine es rentable si se hace correctamente.

Vídeos destacados del día

El cine como producto cultural es una parte muy importante y desde la administración no se cuida convenientemente.