Podemos y Pablo Iglesias se enfrentan a dos poderosos y complicados adversarios, los dos están ante una de las batallas más importantes de sus vidas y no van a quedarse quietos dejándose aniquilar, van a luchar para ver la luz al final del túnel. Quizás Podemos se encuentra en ese momento adecuado para echar un pulso, medio segundo más lento o más rápido les haría perder este pulso porque ven que el morado va bien en las encuestas de voto directo y saben que si ganan esta batalla van a dar un golpe de autoridad que puede ser definitivo.

Los púgiles a los que se tienen que medir son dos estandartes de España como: José María Aznar y Felipe VI, el primero hizo que España fuese bien a base de modelos económicos que eran pan para hoy y hambre para mañana e inició el modelo del despilfarro de las cuentas públicas en cada rincón del país, también el sistema de corruptela estructurada que se palpa actualmente en España, pero a pesar de todo su legislatura fue uno de los grandes periodos de esplendor de España, el segundo es el actual Jefe del Estado Español que ha renovado la monarquía y que de momento no ha tenido que lidiar con grandes desafíos pero su preparación y su firmeza que están avaladas de puertas para adentro hacen presagiar un combate épico en el que seguramente habrá intercambio de golpes.

Por un lado Podemos amenaza con presentar una querella contra José María Aznar por intento de deshonestidad, desprestigio e injurias contra su partido, le pide una cantidad de 100.000 euros porque el ex presidente declaró que Podemos se financia de forma ilegal y que esa financiación viene de regimenes dictatoriales. También por manifestar públicamente que Podemos es un movimiento populista de "chavistas" que quieren acabar con la Constitución Española y con la democracia en España haciendo salir a España del organismo de la OTAN, de la Unión Europea y de Naciones Unidas, lo que provocaría en su opinión un caos.

Por otro lado Pablo Iglesias reta al Rey de España a que le conceda una audiencia, su partido ya ha cursado una petición formalizada que aún no ha obtenido respuesta, en esa posible reunión entre ambos Pablo Iglesias intentaría convencer a Felipe VI para que éste moviera los hilos necesarios para convocar un referéndum, ya que el Rey de España por si solo no podría convocarlo debido a que la forma de Estado que está instaurada en España es la Monarquía Parlamentaria, el líder de Podemos declaró que en ese referéndum seguramente ganaría Felipe VI pese a que la izquierda en España ha sufrido un incremento espectacular.

Vídeos destacados del día