Aunque ya había personas desde horas anteriores, fue a las cinco de la tarde de este sábado, entre un fuerte viento, lluvia y frío, cuando en la capital de España, en la zona de Atocha, comenzó a llenarse de banderas de todos los colores. El rojo, el verde, la hoz y el martillo, o simplemente cartulina escritas reclamando cada uno lo suyo, llenaban la zona y sus inmediaciones.

Algunos grupos que intentaban acceder hasta allí para salir con el resto en la #Manifestación, fueron desviados sin que aún sepamos los motivos. Otros aguardaban la luz verde por parte de la policía, para hacer lo propio.

Decenas de furgones policiales, agentes de la Ley motorizados y numerosos accesos cortados dieron la salida a los allí presentes entre gritos de "Dignidad, un techo, un #Trabajo digno". Mucha gente mayor y de mediana edad, se reunían entre canticos de libertad. Algunos de ellos, acompañados por hijos o nietos, que apoyaban a sus seres queridos por el Paseo del Prado en dirección a la Plaza Colón.

Camisetas multicolores de las distintas gentes llegadas de distintos lugares de nuestra geografía reclamaban justicia con los supuestos ladrones que dentro de nuestro propio gobierno habitan. La calle del Congreso, San Jerónimo, estaba tomada por decenas y decenas de policías con armas más que potentes, y restringida a todo el mundo. Nadie podía pasar por allí, aunque nadie deseaba hacerlo. Todos seguiamos nuestro curso hasta llegar a nuestro objetivo final.

Dar muestras de que no estamos deacuerdo con lo que nos está tocando vivir. Con lo que pasa con la Sanidad en nuestro país, con el excesivo pago de luz o transporte, y así todo lo que ahora nos preocupa.

Cientos de andaluces, catalanes, extremeños o levantinos. Un grupo de Castellò que en su camiseta llevaban escrito "iaioflautas" y que pedían seguir con las ayudas a gente dependiente y unas pensiones dignas. Ninguno bajaba de los 70 años, pero ahí estaban haciendose oir entre la lluvia y el frío que asolaba Madrid.

Nada importó en esta tarde de sábado. Solo la unidad para intentar pedir soluciones, sin recortes en Sanidad, o desahucios. Con trabajo para todo el que quiera trabajar. Cárcel para los que roben al pueblo... Ver que se nos escucha.