Los Mossos d'Esquadra y el Ministerio del Interior han abierto sendas investigaciones para perseguir a los twiteros que el martes, día del accidente del avión de German Wings, se regodeaban de que las víctimas fueran catalanes o franceses.

Los desafortunados twiteros, insensibles a la tragedia humana que ha sacudido esta semana al mundo entero -en la que hasta el mismo presidente Obama ha enviado sus condolencias desde EE.UU.-, hicieron su peculiar campaña anti-catalanismo y xenofobia genérica con mensajes ofensivos del tenor: "el accidente del avión me parecía muy bien si había catalanes dentro de él", "avión lleno de catalanes y alemanes se estrella en Francia"; A ver, a ver, no hagamos un drama, que el avión iban catalanes, no personas", "espero que el avión se haya llevado por delante a unos cuantos franceses", etc.

Tanto los Mossos d´Esquadra como el Ministerio del Interior están investigando y en vías de identificar a los autores materiales de estos mensajes dado que incurren en una falta muy grave que podría ser equiparada a las perseguidas por propaganda de tipo racista y/o enaltecimiento y difusión de terrorismo islámico.


Antecedentes

No es la primera vez que las autoridades policiales se ponen en guardia ante estos mensajes ofensivos, y que los jueces condenan a los culpables. Hay precedentes de ello en, por ejemplo, la Audiencia Nacional, que entre otros casos se ocupa de delitos contra la Corona, condenó a dos jóvenes por proferir injurias a la Corona a pagar una multa de 380 euros, cuando éstos amenazaron al Rey en Twitter días después de la abdicación de Juan Carlos I. El mensaje era: "si tuviera delante al Príncipe lo mataría, aunque fuera con un alambre. Algún día asesinaré a la Casa Real".


¿Contra la libertad de expresión?


En vías de que el Congreso apruebe hoy haciendo gala de su mayoría absoluta las tres Leyes Mordaza, de la que diversas ONG, la UE y hasta la ONU se han opuesto y han lanzado sendas advertencias sobre la lesión que se puede producir a los derechos del individuo -advertencias que han caído en saco roto ante un Gobierno que se regodea de su mayoría absoluta, y sin tener en cuenta la advertencia premonitoria de su descalabro electoral en Andalucía-, aprobará hoy leyes que criminalizan la difusión de manifestaciones por internet, las manifestaciones espontáneas como los escraches, y la ley antiyihadista, ésta última con la connivencia del PSOE.

A título personal, manifiesto que, lógicamente, no hay que confundir la persecución de enaltecedores del terrorismo y a los autores de injurias y calumnias con las mordazas que impone libremente un Gobierno con su típica "chulería española" al gozar de una mayoría absoluta obtenida por el miedo de la población a la crisis.

Esperemos que las autoridades policiales encuentren y sancionen a los perpetradores de tales calumnias y que resarcien a las familias afectadas, y a los que nos hemos ofendido. Y agradecemos a los que han puesto en conocimiento de las autoridades estas vejaciones injustificadas. #Redes Sociales