No todo el monte es orégano y no es oro todo lo que reluce. Y si alguna vez se dudó del refranero español, tras la lectura de este bombazo informativo no habrá ningún tipo de cuestión acerca de él. El modelo Patrick Schwarzenegger, hijo de "Terminator", a sus 21 añitos de edad ya sabe muy bien lo que es serle infiel a la mujer con la que, se dice, espera un hijo y va a contraer matrimonio próximamente.

El lugar testigo de los graves hechos fue un popular balneario mexicano al que acuden tanto turistas como gente famosa, situado en Cabo San Lucas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

En él, se celebró una fiesta playera a la que el joven novio de Miley Cyrus no quiso faltar.

Lo primero que se nos pasa por la cabeza es que le dolió la ausencia de su novia, parecía ser que próximamente esposa y madre de su primer retoño, ya que no podría compartir diversión con ella.

Pero nada más lejos de la realidad.

Por allí también quería pasárselo bien en la celebración una joven muy sexy que vestía un bikini oscuro. Patrick se quedó anonadado con la presencia de esta chica tan sensual, por lo que no dejó de tomarla de la mano y del brazo cariñosamente, abrazarla muy pegaditos, bailar con ella e, incluso, acariciarla con mucho afecto.

¿Ella? ¡Encantada del momento! Y más todavía cuando el novio de la polémica Miley Cyrus cogió y, sin ningún problema, tomó bebida en el cuerpo de la desconocida, concretamente de su ombligo.

Esto es lo que viene a ser una infidelidad en toda regla, y si no díganme ustedes lo contrario. Miley Cyrus, de 22 años, y el hijo de Arnold Schwarzenegger empezaron a salir en noviembre de 2014 y se les veía tan unidos y tan felices juntos que, incluso, se estaba hablando de boda de cara a un futuro no muy lejano e, incluso, de que la joven pareja estaba esperando un bebé.

Vídeos destacados del día

La alocada e inmadura cantante, quien disfruta metiéndose con la gente y haciendo sufrir a los demás a través de las redes sociales, estará viendo detenidamente las fotografías publicadas de ese momento tan doloroso, ¡adiós al paraíso!

Y es que son cosas que ocurren cuando escupimos para arriba, y es que a veces el escupitajo nos puede caer encima. Esperemos que esto, por fin, la haga crecer y madurar para así poder dar mejor ejemplo del que da a sus seguidores.