El problema de la desnutrición infantil en España se ha agudizado demasiado en estos últimos años, y organizaciones como la que lleva a delante la Sra. Blanca Menéndez, en Asturias, deja reflejado hasta que altura ha llegado ésta situación desesperada que viven muchas familias.

Durante los años ella estuvo como voluntaria en un comedor público, fue cuando notó que los adultos se guardaban comida o pedían fruta para llevar a sus hijos. Ahí se propuso crear una ONG ya que los niños no pueden entrar a un comedor, cuando justamente son a los que mas hay que proteger, pero por ley, no se permite el ingreso de menores a un comedor público.

Muchos son los profesores y maestros de los colegios que se ponen en contacto con la organización, pues ven que hay niños que lo están pasando muy mal, muchos son los maestros que le compran alimentos, incluso ven como compañeritos reparten la merienda, pero siempre es mejor que la familia vaya a estos lugares donde pueden ayudarles con todo tipo de cosas, no solo alimentos, también tienen ropa, zapatos y juguetes.

Algo realmente preocupante es que últimamente hubo 6 casos en que los propios médicos de la seguridad social le han derivado a la organización, para que reciban bolsas con alimentos. La leche se ha vuelto un producto de lujo, muchas madres cuando llegan, es lo primero que piden, pues cuando vienen es porque ya no les queda nada en la casa para alimentarse, y como el tramite lo hacen de un día para el otro, son muchos padres que les piden aunque sea una lata de leche para ese día.

Vídeos destacados del día

Esto se viven en Asturias, pero seguro que es por toda España, y es lamentable, triste es monstruoso ¡ver como los políticos roban a manos llenas y estas criaturas pasan hambre..!

Las experiencias que se viven día a día en esta organización son terribles, porque cuando pensamos en un adulto que pasa hambre, pues tiene otras formas de conseguir alimento, hasta entiendo que robe una barra de pan, pero cuando se trata de niños.. el corazón se te estruja y nos sentimos responsables aunque estemos a miles de kilómetros.

Esta organización comenzó a con esta idea en las Redes Sociales, actualmente, un donante anónimo le está pagando el alquiler del bajo donde se encuentra la cede en Gijón. No recibe dinero, solo alimentos, ropa y calzado. Le llegan donaciones de algunos supermercados, restaurantes, pero de donde más recibe es de los vecinos.

Me da indignación cuando algunos políticos dicen que la gente va a los comedores públicos porque no saben cocinar, o como dijo otro, que iba a cerrar los comedores de los colegios en semana santa porque los niños están obesos. ¿Por qué no salen a la calle? ¿por qué no van a visitar estas ONG? Son capaces de negar una cifra que ya esta escandalizando a toda Europa debido al nivel de desnutrición infantil que hay en España.