Durante estos once años, el diario El Mundo nos ha estado dando la lata con artículos y titulares, sobre todo titulares, donde decían tener pruebas irrefutables de la autoría del 11-M, que para ellos nunca fue Al-Qaeda, sino ETA y nadie más. Los magrebíes que se inmolaron o los juzgados eran para ellos cómplices de los etarras.

De ello han vivido años las televisiones ultraconservadoras, ciertos periodistas y gente que se manifiesta el día 11 de cada mes en la Estación de Atocha, montando su chiringuito allí y haciéndose llamar Peones Negros, cuyo principal orador, ya lo conté aquí hace meses, de voz aflautada y que considera idiotas a quien no piense lo que piensa él, cuando no manifiesta sus desespero con grititos de cantante de ópera desafinando.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

No consigue mucho éxito, nada más que los 30 irreductibles que le siguen y los transeúntes que pasan, que les miran igual que a los saltimbanquis de las Rambles barcelonesas o a los evangelistas que predican altavoz en mano en la Puerta del Sol.

Y lo triste es que las heridas siguen abiertas, pero por parte de los conservadores que de manera tan tonta perdieron el poder, y al final, incluso Bush les abandonó. La gente se ha cansado poco a poco de este show, coto ya de unos cuantos nostálgicos, y sigue con otras preocupaciones, como los asesinos de Estado Islámico, los nuevos nazis.

Por cierto, tantas dudas sobre lo del 11-M me recuerdan a los que van diciendo que el Holocausto nazi nunca existió, desde simpatizantes de la familia Le Pen hasta el ex Presidente iraní Mahmud Admadineyad. Es como una película cómica en donde aparece un dictador árabe, y éste, sin ningún rubor, dice: "'La lista de Schindler' es la mejor película de Ciencia-Ficción que he visto". Ni siquiera Bush iba diciendo que Zapatero hubiera dado un golpe de Estado para derribar al PP, ni durante los años que el tejano de adopción siguió en el poder.

Vídeos destacados del día

Pero ya las bravatas de los periodistas ultraconservadores sobre este tema sólo impactan en la fecha de los aniversarios de esta brutal matanza. No vale la pena leerlas, ya sólo traen malos recuerdos y defienden valores trasnochados.

Curiosamente, me acuerdo de unas declaraciones del cineasta José Luis Garci, que al ser preguntado si haría una película ambientada en la época actual y no hace sesenta años como mínimo, sería sobre el 11-M. Dijo de manera ambigua qué pensaba de lo que pasó: "Fue un hecho patético y cruel, del que se hablará los próximos 200 años".

Esperemos que si la hiciera, no ahora que se ha retirado, no le impongan que en ella, los "malos" tengan acento vasco en vez de árabe, y que si hace falta, también tengan acento francés, por aquello que quiso esparcir El Mundo sobre que si los Servicios Secretos franceses también estaban detrás de la masacre, aparte los marroquíes. Por que en la derecha española aún siguen atacando a Jacques Chirac por ir en contra de la decisión de Bush de invadir Iraq.

El Papa Juan Pablo II también estaba en contra, mira por dónde, pero van al Vaticano a celebrar su posible beatificación. Ni tampoco dicen nada de que, casualmente, a partir del día que el Pontífice se opuso a aquella guerra, en EE.UU. aparecieron miles y miles de casos de curas pederastas, hasta entonces desconocidos, de lo cual sospechan algunos que fueron alentados por medios de comunicación de allí, ofendidos por que el Papa les fuera desleal, y por protestantes, que así le quitaban adeptos al catolicismo.