Llevamos varios años esperando la llegada de Netflix, ya van varios intentos por parte de la compañía por establecerse en nuestro país, pero las barreras de entrada en forma de derechos de emisión de muchas películas o series, la piratería o la crisis frenaban los intentos para el nacimiento de Netflix España.

En esta ocasión parece que puede llegar a buen puerto, compañías de emisión de parecido formato como Yomvi, Wuaki Tv o Movistar Series, parecen transmitir confianza a los estadounidenses del probable éxito de su incursión en terreno español. Aun así tendrán que luchar contra sus competidoras ya establecidas y salvo sorpresa, no contarán con un catálogo tan numeroso como es el norteamericano.

Aunque Netflix está en varios países, cada país tiene su propio catálogo y en algunos fondos son más reducidos que en otros, por lo que la clave estará en saber la amplitud del mismo y si su producto estrella actualmente (sus series de producción propia), las emitirán en la plataforma. Esta será la llave del éxito de la compañía. En el catálogo más amplio, los norteamericanos pueden disfrutar de grandes películas de ayer y de hoy, así como series, algunas están por un tiempo limitado (mientras tienen los derechos) renovándose automáticamente en la fecha de conclusión o desapareciendo temporalmente.

En nuestro país, dada la cultura que hay de piratería y descargas en la red, es complicado vaticinar el éxito de Netflix sin saber que es lo que quieren ofrecer específicamente, pero hay que ser realistas y explicar a todo aquel que no ha podido probar las otras plataformas que tienen en otros países que ni es el maná ni la plataforma definitiva.

Vídeos destacados del día

Netflix no es perfecto, ni colmará las expectativas de los usuarios, pero si es un servicio fiable, duradero y con una atención al cliente a muy buen nivel en todas sus plataformas.

Veremos en estos próximos meses si se confirma el anuncio y tenemos un otoño próximo lleno de batallas por el streaming de pago en nuestro país, de ello el mayor beneficiado no sería otro que el consumidor. #Televisión