La famosa frase de las películas 'hasta que la muerte os separe' cada vez carece más de sentido para las personas. Y esto es así, no sólo porque estadísticamente menos personas pasen ahora por el altar que hace unas décadas, sino también porque ahora el aumento de divorcios es inversamente proporcional al de matrimonios que se celebran.

Según datos de la Sección de Estadística del Consejo General el Poder Judicial, en el 2014, las separaciones aumentaron un 7% en España respecto al año anterior.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Este dato trasladado al número de demandas de disolución matrimonial se traduce en un total de 133.441 frente a las 124.797 que hubo en el 2013; y en cuanto a las demandas de divorcio el 2014 registró un incremento de casi 8.500 respecto al año anterior.

Lo esperanzador, dentro de lo que cabe, es que las demandas de mutuo acuerdo han aumentado en nueve comunidades autónomas y cuenta con un total de 75.795, por encima de las no consensuadas, que se reducen a 50.605.

Aunque esta no es la realidad de todos los territorios de España y por eso en Aragón, Canarias, Cataluña, Murcia, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja bajaron.

Y es que, al parecer, durante los peores años de la crisis los matrimonios no han sobrevivido porque hubiera más amor, sino por sobrellevar de la mejor manera posible la penosa situación económica a la que la mayoría estaban sometidos. Sería la inestabilidad económica lo que habría mantenido unidas a muchas parejas, que ahora, un poco más desahogados, han decidido finalmente separarse.

Divorcios de celebrities

El 2014 fue también un año en el que muchos matrimonios famosos se fueron a pique. Alguno de ellos habían superado ya la década, como el de Helena Bonham Cartes y Tim Barton, que después de 13 años juntos, o el caso de Clint Eastwood y su mujer, tras 18 años.

Vídeos destacados del día

Mientras que otros habían sido tan fugaces como reincidentes, Pamela Anderson y Rick Salomon que tras su primer matrimonio fallido en el 2007 -por un plazo de dos meses- volvían a pasar por el altar en enero del 2014 y en julio anunciaban un nuevo divorcio.

Muchas y muy variadas son las razones por las que se terminaron estas parejas, algunas apuntan al distanciamiento por causas laborales, como Meg Ryan y Joshn Mellencamp, otros a infidelidades y otros por la presión a la que el anillo en el dedo anular les sometía, como a Jewel y Ty Murray que tras 16 años de novios sólo aguantaron 6 de casados.

Y es que aunque algunos de ellos parecían irrompibles, como la sólida pareja que formaban Antonio Banderas y Melanie Griffith, tras 18 años de matrimonio el 'sí quiero' terminó formando parte del pasado.