Destapar las cartas de la Declaración de Bienes es un acto de responsabilidad y transparencia que debería imperar en toda democracia. Sin embargo, cuando uno va de farol esta acción puede volverse contra uno mismo y resultar retratado. Y no lo digo por los dirigentes de Podemos, ya que la mayoría de sus cuentas no son desbaratas, ni astronómicas; sin embargo, algunas sí que resultan curiosas si las comparamos con el resto de la población española.

El caso de Juan Carlos Monedero es el más conocido y el que mayor rio de tinta ha desatado. En este caso lo más curioso son los 412.160 euros que generó con su propia empresa Caja de Resistencia 2 y que al parecer todavía no ha cobrado.

Estos trabajos, resultado del asesoramiento de Monedero a varios países sudamericanos, han sido un quebradero de cabeza para la Hacienda Pública y una serie de consideraciones económicas y morales sobre la subcontratación del trabajo y la incompatibilidad con su cargo de Profesor universitario están siendo valoradas por varias instituciones y sectores de la sociedad española.

Pero sin duda, si hay un crack del rendimiento del trabajo y del ahorro, este es Íñigo Errejón. Con un más que polémico Contrato de Investigación Postdoctoral durante el año 2014 (esos contratos que la mayoría de los jóvenes españoles tienen que ir a buscar al extranjero) y con un Master en Asuntos Electorales en el año 2013, declaró unas ganancias este año de 17.410,63 Euros (la verdad, no parece mucho).

Sin embargo lo que es loable es su capacidad para el ahorro, ya que con apenas 32 años el bueno de Errejón ya ha ahorrado en cuentas y depósitos bancarios 51.000 Euros.

Vídeos destacados del día

Aunque, como ya se comentó, no es una cantidad astronómica, ni siquiera indecente, sí que cabría preguntarse cuantos jóvenes a esa edad, y con la actual carencia de oportunidades laborales, han sido capaces de ahorrar una cantidad como esa. Mi hijo, desgraciadamente no.

Da gusto ver, y es reconfortante para lo que nos pasa lo mismo, que en el portal para la Transparencia de Podemos, hay otros miembros ejecutivos que no llegan a final de mes. La pobre Carolina Bescansa, Profesora de la Universidad Complutense de Madrid, no llega a acumular en su cuenta ni 500 Euros. Uno de lo más destacado y que tendrá que estar "al loro" si gana su partido las próximas elecciones es Jorge Lago, que casi llega al millón de euros en sus cuentas y dispone de primera vivienda, apartamento en la playa y residencia rústica en el campo.

A mí todo esto me parece muy bien y no voy a lanzar ni una sola crítica a los que por exceso o por defecto sobresalen en este portal de Transparencia, si algo merece el mayor de los respetos es la capacidad, siempre que sea lícita, de incrementar tus bienes personales.

Ahora, eso sí, si yo fuera Pablo Iglesias ya tendría en la cabeza mi próximo Ministro de Economía, Íñigo Errejón, el cual parece tener el don de la ubicuidad por poder trabajar en varios sitios a la vez y, sobre todo, la virtud del ahorro y de la multiplicación de los panes y los bienes.