A pesar de no tener apoyo de absolutamente ningún partido de la oposición, y mucho menos de las calles, donde simultáneamente se realizaban manifestaciones, acaba de ser aprobada la ''Ley de Seguridad Ciudadana'' hoy en el Congreso de los Diputados.

Aunque según haya justificado el Gobierno, las leyes han sido supuestamente suavizadas al quitar medidas tan sumamente llamativas y ofensivas como permitir realizar redadas indiscriminadamente por razones étnicas, se siguen manteniendo polémicas medidas como la que permite y ampara la identificación de cualquier persona si esta se encuentra con la cara parcial o completamente cubierta.

Esta ley se aprueba únicamente bajo el amparo del partido gobernante, el Partido Popular, y en contra de cualquier otro sector del parlamento, en el que se contaron únicamente dos abstenciones. Según el Ministro Del Interior vigente, Jorge Fernández Diaz, esta ley dotará a todo el estado español de más seguridad y "libertad".

La aprobación de esta ley, que es una reforma prácticamente completa del Código Penal, ha sido catastróficamente recibida en la ciudadanía y en las redes sociales, donde se reclama acerca de leyes que prohíben ir a manifestaciones y fotografiar a cuerpos de seguridad del estado, para previsiblemente darles más amparo a estos últimos en sus acciones. Esta medida llamada popularmente "ley mordaza" recuerda a la ley de "Vagos y maleantes" instaurada por la dictadura franquista hace casi 100 años.

Vídeos destacados del día

Cabe destacar que ningún país ni organización en la actualidad ve con buenos ojos esta reforma, ni la misma ONU la ampara por poner en peligro la libertad de expresión y seguridad de los propios ciudadanos, que gracias a esta medida contarán con menos garantías a la hora de defenderse de presuntas negligencias que pueda provocar el estado en alguna de sus formas.

La oposición, hoy en día en minoría, sigue afirmando que esta ley no garantiza la seguridad de nadie, y solo es una jugada estratégica para intentar disolver las manifestaciones y protestas que se llevan a cabo en las calles.