Pierce Brosnan es un gentleman y para la mayoría del público siempre será "James Bond", saga que junto a la serie "Remington Steele" son a las que debe principalmente su fama, tanto en Televisión como en la gran pantalla.

Acompañando al actor, tenemos a la bella Olga Kurylenko, casualmente también chica Bond y que nos recuerda a Catherine Zeta Jones cada vez más. En el reparto destaca Luke Bracey, un pupilo que intentará vengarse de su maestro.

La trama de espionaje entre la CIA y los rusos que conduce el director Roger Donaldson está llena de referencias a temas de actualidad, sobre todo la política de rusia y sus nunca demasiado claras políticas en la guerra de Chechenia.

Las escenas de acción están muy cuidadas, como corresponde a un director de la experiencia de Donaldson y a unos actores experimentados en el género.

Es una pena que la magnífica técnica, fotografía y hasta las cuidadas localizaciones en lugares no demasiado filmados como Belgrado, no tengan un guión original o de mayor calidad. La película entretiene, sin lugar a dudas, pero es de esas cintas que dentro de un tiempo olvidarás o te acordarás levemente de la trama.

Uno sale del cine con la sensación de haber visto un producto ya muy visto y en el que se ha decidido no correr ningún riesgo. Está claro que la veteranía en la dirección suele dejar una marca de estilo, pero es decepcionante que tanto el director, como el propio Pierce Brosnan no hayan intentado dar un paso más en el género.

Vídeos destacados del día

Como nota curiosa, el candidato a Presidente de Rusia puede recordar a Vladimir Putin en su físico e incluso en su manera de expresarse, la política en el Cine cuenta y mucho. En la guerra fría la maquinaria occidental daba "cera" a los rusos que eran una maravilla y ahora parece que aunque más débilmente se sigue aludiendo al tópico de Rusia.

Quizás en algunos aspectos cercanos a la realidad pero no vemos que aparezca una autocrítica al mismo nivel del espionaje norteamericano y sus técnicas para llevar a cabo su trabajo. En resumen, lo mejor de la película, las escenas de acción y que al menos entretiene, no busquen más porque no hay más sustancia en un film mil veces visto.