Los que vemos el programa de Gran Hermano Vip, y, tenemos una capacidad de deducción un tanto gastada con los años y la experiencia, coincidimos en ciertas cosas, y una de ellas, la más importante, es que Belén parece estar destinada a llevarse el maletín, sí o sí. Hay múltiples factores que nos llevan a pensar de esta manera. No es cosa de la casualidad, ni de los vuelcos a última hora de los porcentajes, ni siquiera un odio atroz a todo lo que representa la señora Esteban y sus palmeros, no, simplemente son datos que nos llevan a esa más que suposición.

Cómo una persona puede usar el tema de la diabetes con tanta desfachatez.

Ha comentado, en muchísimas ocasiones, niveles de azúcar que rondaban el ingreso hospitalario, y no se quita el tema de la glucosa de la boca, intentando dar pena. Otra cosa en relación con este tema es el curioso apagón que se produce cuando Belén dice que está muy mal. Sospechosamente se centran en otras estancias de la casa y, cuando vuelven a la Esteban, ya se encuentra muy recuperada. Eso y ciertos agradecimientos a la dirección, a través del Súper, nos escaman mucho.

El descaro con el que le habla a su amado público. No teníamos bastante con su prepotencia y su manera de hablar o gritar, que encima se le ha pegado las tonterías y poses de su íntima Ylenia. Que polifacética esta mujer, madre coraje, chula, descarada, sincera, enferma y dictadora. Es un dolor ver cómo le habla a la gente que expresa su opinión y es que es la única, nadie, incluida la última expulsada, ha dicho absolutamente nada al público cuando Jordi comunicaba la decisión de la audiencia.

Vídeos destacados del día

Y ahora, para colmo de males, el último regalo, han metido a una persona que no puede hablar en español, como anillo al dedo para el ridículo bien visto de Belén Esteban. La dirección de Gran Hermano Vip, sabe perfectamente que la entrada de esta pantomima ideada va a favorecer la imagen de la colaboradora de Sálvame. Debemos estar preparados para el incesante chorreo de vídeos con los que nos van a bombardear, con la de Paracuellos y el brasileño intentando entenderse. Uno con cara de no entender nada y riéndose y la otra pegándole voces y terminando sus palabras en un inglés, cuanto menos, raro.

Menos mal que algunos seguimos teniendo ese carácter crítico ante lo que vemos, y quizás pensemos que el programa ya esté ganado, puesto que el apoyo de la cadena es total, se ve en cada vídeo, en cada declaración y en sus páginas de las redes sociales. ¿Tiene Belén el programa ganado? La respuesta está en el aire, pero todo hace indicar que sí.