Hay personas que tienen la moralidad de un paso de caracol, lenta , y que deja un rastro totalmente asqueroso. Cuando estos personajes aparte son públicos y no rectifican su actitud, más bien todo lo contrario, se vanaglorian de ser de esa manera y solapan esa falta de humanidad con un "es mi verdad", entonces ya el nivel de repulsa es del cien por cien.

Parece que dentro de Gran Hermano Vip se está destapando una de las grandes verdades que no nos han querido contar, o nos han intentado solapar. Me refiero a la manera de ser y comportarse de la señora Esteban, que ha hecho mella en casi todos los habitantes que han abandonado la Casa de Guadalix de la Sierra.

Me detengo en dos personas que han tenido mucho trato con ella, uno se ha llevado mejor, y otra peor, pero lo que es cierto es que han compartido gran parte del concurso con la de Paracuellos, y han visto todas sus caras, cosa que a nosotros nos suelen impedir debido a la censura cada vez que la señora Esteban se mete en algún jardín fangoso.

El primero su amigo del alma, Víctor Sandoval, que hizo una entrevista para la revista Lecturas poco después de su expulsión donde habló de Belén en unos términos un tanto sorprendentes cuanto menos. Destacamos lo que dijo de la pena que le causaba su íntima amiga, que por la calle todo el mundo le hablaba mal de ella y que no la quería la audiencia. La falta de capacidad para volver a la realidad cuando salga, y también, que había superado su adicción a las drogas a medias, emocionalmente estaba aún perdida. Perlas del que hasta hacía pocas jornadas era un auténtico valladar de la Esteban.

Ares, que fue a la vez amiga y enemiga, aunque más bien lo segundo, tampoco la dejó muy bien parada en la entrevista que ofreció a la misma revista. De ella dijo que era una completa amargada, que después de ver todos los videos en los que hacía alusión a ella estaba muy decepcionada, y que deseaba que saliera, que no quería que llegara a la final.

Vídeos destacados del día

También habló del trato que tenía con su ex, el torero Jesulín de Ubrique, sobre todo porque mencionaba lo gracioso que era en numerosas ocasiones cuando estaba en la cama. Vamos que era una falsa, porque luego aprovechaba para hacer exclusiva tras exclusiva poniéndolo a caer de un burro.

Como vemos va dejando amigos allá por dónde va. Incluso los que han sido palmeros suyos dentro de la casa se han dado cuenta de la actitud que tiene la señora Esteban, tanto dentro, como fuera de Guadalix. Quizás haya llegado el momento, este jueves deberían salir del programa para que deje de representar lo más impresentable de este país. #Telecinco #Reality