Hay cosas en la vida que no cambian con el paso del tiempo. Por ejemplo los refranes, que tan de sabios son por aquí por mi tierra andaluza. Guadalquivir cerrado, Málaga abierta agua cierta o Mañanita de niebla´, tardecita de paseo, para muestra , esos dos botones.

Y es que seguimos erre que erre con la Señora Esteban y el trato tan favorable que tiene desde todos los sectores que hacen Gran Hermano, ya sea productora, cadena o emisión en directo. Somos bastantes, cada vez más, los que nos asomamos por la ventana del canal 24 horas y nos damos cuenta, que emiten lo que quieren emitir.

Rondando las cuatro de la tarde , la de Paracuellos estaba sentada comiéndose un gran plato de garbanzos.

Cinco minutos más tarde empezó a tener, según ella, molestias. Medio llorando, ante la atónita mirada de Santi y Coman, dice que ya no puede más que le duele todo y que no puede estar dentro de la casa más con el azúcar así.

El ojo que todo lo ve, tan ágil y presto cuando hay algo que puede perjudicar a la señora Esteban, tardó lo justo en provocar un apagón, cuando la colaboradora de Sálvame terminó de decir la frase anterior. La señal tarda muy poco en volver, pero Belén se encuentra callada, y están hablando el ecuatoguineano y la ex nuera de Raquel Bollo.

Curioso, ¿ no? Pero no contentos con la provocada oscuridad anterior, se produce otro apagón cinco minutos después del primero. Justo cuando la Esteban acaba de decir la frase "voy a tener que decirle al Súper que estoy fatal, yo no puedo estar así ya", ¡y censura!

La señal volvió cuando Belén ya no estaba por allí.

Vídeos destacados del día

Apareció a la media hora. Seguimos con la dictadura mediática impuesta por quiénes les interesa que la Esteban siga en el concurso. Estamos atentos a los pasos que sigue dando esta supuesta tramposa, con vuestro beneplácito continuo, pero tranquilos, que si no provocáis otro tongo, Belén es historia, aunque mucho me temo que la de Paracuellos tiene que llegar a la final por lo civil o lo penal. Es mi opinión, y cada día la de más gente.