Existen ocasiones que un pique puntual puede sacar a relucir la poca compenetración que pueda quedar entre dos personas que integran el mismo bando, la misma pandilla o la misma comunidad.

En la ajetreada casa de Guadalix, éste hecho, no es una excepción. Si antaño había compañeros que se agasajaban y se decían cuanto se apreciaban y respetaban, pueden pasar, en la actualidad, a casi tirarse de los pelos o llamarse perros del infierno en un tic-tac de Pablo Iglesias reducido a la mínima expresión.

No había pasado una jornada completa después de la expulsión de Ylenia y ya estaban los dos últimos integrantes del eje del bien discutiendo por nimiedades.

Rozando el límite horario que separa el viernes del sábado, Belén estaba quejándose, en presencia de Chari, de lo asquerosa que estaba la cocina. Pensaría ella que esa labor le pertenecía a Coman, peeeero se equivocó de plano, ya que le pertenecía a su italiano del alma.

A voces llamó a Coman y le pregunta, que sabía que él no tenía culpa de nada, que quién era la otra persona que estaba encargada de la cocina. El ecuatoguineano le dijo que el novio de Ylenia, a lo que la Esteban replicó que lo llamaran, como si ella no tuviera voz, que personaje, tiene que tener alguien que acate sus órdenes, sino su sentimiento de estar realizada no es completo.

Cuando llega Fede le dice que no es normal que no haga nada, que luego escucha cosas que no le gustan pero que llevan razón y terminó diciendo que cuando tendría a bien hacerlo.

Vídeos destacados del día

El contestó con un tono chulesco, que esa noche o mañana por la mañana.

Y adivinad, !censura¡. Mientras la realización se centra en como Chari pinta en el cuerpo de Aguasantas, se escuchan unas tremendas voces de fondo. Y es que claro, está discutiendo la gran colaboradora de Sálvame con su secuaz. Seguimos la misma tónica que siempre, no sacar ningún video que pueda perjudicar la liviana estancia de la de Paracuellos en la casa de Guadalix.

La información no se puede ocultar, en mi opinión, esta actitud le va a penalizar a la postre en el resultado de la expulsión del próximo jueves. Todavía quedamos personas que tenemos capacidad de juzgar, y para mí, sin ser juez ni parte, se está cometiendo una gran injusticia con el resto de los concursantes que siguen dentro de la casa, y con algunos de los que fueron mandados a su casa. Basta de censura ya.