Ayer se celebró en Guadalix el juicio de cuatro causas, una por cada uno de de los concursantes que quedan dentro de la casa. Como no podía ser de otra manera, seguimos viendo el trato de favor que se produce dentro del programa. De las cuatro cuitas que se produjeron anoche, solamente una, la señorita Aguasantas, resultó ser inocente, el resto fueron declarados culpables. Podemos y debemos detenernos en los detalles de estos procesos.

En primer lugar, dispusieron el juicio de Belén contra Olvido, para que, aunque calara hondo el resultado, la audiencia recordara lo menos posible, debido a que quedaban tres litigios todavía.

Hay que recalcar que Belén fue culpable, el pueblo soberano lo eligió, por mucho que la Esteban ni lo reconociera, ni entendiera tampoco. Tenemos también que valorar que duró muchísimo la primera causa, con publicidad y todo entre medias, dónde continuamente cortaban, volvían a plató, cosa curiosa que no pasó con el resto de los concursantes.

Los juicios que tenían como protagonistas a Aguasantas y Fede tuvieron sus movidas, pero poca chicha, tan solo para descartar de la final a Fede, que el único morbo que provoca es el estar con Ylenia fuera de la casa, y ponerle lastre a Santi para restarle apoyo, puesto que fue el último caso en celebrarse.

Tenemos que recalcar el acoso y derribo a Coman. Entre Ylenia, y sobre todo Chari, que pareciera estar comandada por alguien de fuera, intentaron tumbar al mejor concursante de la casa.

Vídeos destacados del día

Es infame que pusieran las imágenes que se mostraron para dejarlo mal.

Lo que él hace es totalmente lícito, y no es de recibo poner los vídeos, por cierto, muy bien editados, donde ejerce su papel en la casa. Debemos pensar que si hubieran puesto las mismas imágenes del ganador de Gran Hermano 7, Pepe Herrero, a sus compañeros, seguramente otro gallo hubiera cantado.

Tenemos que recordar que el ecuatoguineano fue expulsado de la sala en el último juicio, por hablar, cosa que la Esteban hizo durante toda la noche. En fin, otro día más, la decepción es la tónica, todo perfectamente orquestado para que Belén gane el concurso. Absolutamente todo medido, ¿creéis que esta noche de tribunal ha estado manipulada? ¿Pensáis que ya da igual lo que hagan el resto de concursantes puesto que el premio ya está adjudicado?