La palabra Corrupción, hoy en día en España no indigna a nadie o es considerada parte del folclore nacional. Parece que no hay esperanza ninguna cuando al gobierno que está en el poder no le tiembla el pulso para apoyar a hombres corruptos, véase el caso Gürtel.

Recientemente ha salido en los titulares de los periódicos el caso de fraude en los cursos de formación en Andalucía, al principio se hablaba de ni más ni menos que casi 2.000 millones de euros según la Unidad de Delincuencia Económica y fiscal (Udef) malversados por la malvada Junta de Andalucía, de toda la vida ya se sabe, un poco corrupta, los casos ERE ejem ejem. 
El número se ha reducido a 1,5, millones de euros, cifra que se aleja bastante de los 2.000 millones iniciales que apuntaba la Udef y la Fiscalía Anticorrupción, pero ya se sabe el refrán "cría fama y échate a dormir".

Antes de difundir datos como estos que hacen mucho daño se debería contrastar antes la información.

Es decir, hacer Periodismo, algo que los Medios de Comunicación han olvidado hace mucho tiempo. Da vergüenza que en un telediario de ámbito nacional salga que un perro ha mordido a un bañista. La manipulación mediática ha llegado a puntos inimaginables y algo de esperanza hay cuando la gente está empezando a despertar y a no creerse nada de lo que lee o le venden y empieza a buscar la información por sus propios medios.

Y volviendo al tema del denominado "Caso Edu" sobre el fraude de los cursos de formación, La Junta ve detrás de todos esos datos una operación política del Gobierno del PP en plena campaña de las elecciones europeas, ya que el dinero supuestamente malversado procede de los Fondos de la Unión Europea y es la Junta quien los gestiona y como una vía para tapar la trama Gürtel.

Vídeos destacados del día

Para Luciano Alonso consejero de Educación, Cultura y Deporte se trata de "un atropello a Andalucía, una vergüenza y una causa general" contra la comunidad autónoma. "¿De dónde y con qué datos cuenta el Ministerio del Interior para decir que hay un fraude masivo? Luciano de vuelve a preguntar ¿de dónde los ha recabado? ¿Qué empresas, instituciones, ayuntamientos están incursos en dicho fraude?".

Pero si algo está claro es que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Definitivamente algo va mal en un País en el que se roban millones y millones y no pasa nada, incluso puedes volver a salir reelegido, pero vas a la cárcel si robas comido en el supermercado, porque no tienes dinero para alimentarte. Esos mismos supermercados que luego tiran comida a los contenedores y le echan lejía para que la gente no pueda recogerla.

Vivimos en mundo muy, muy loco.