Frente a la opinión de muchos de sus seguidores, Fernando Alonso parece tenerlo claro y en un spot televisivo reconoce que cree en McLaren y en el acierto de su elección. La verdad, que después del fiasco de Ferrari, en el que la escuadra del Cavallino Rampante no fue capaz de crear un coche a la medida de Alonso, la trayectoria del piloto necesitaba de un cambio de aires. Pero, ¿es McLaren el sitio adecuado para esta nueva andadura?

El sabio pasado, el crudo presente y el incierto futuro parecen indicar que la respuesta a esta pregunta es "no" . Dice la sabiduría popular que segundas partes nunca fueron buenas. En el caso de la relación Alonso-McLaren no sabemos aun como será la segunda parte, ahora lo que si que sabemos es que la primera fue nefasta.

La incompetente gestión de la escudería, gestionada por un oscuro Ron Dennis, impidió que, con un coche altamente competitivo, Alonso pudiera adjudicarse su tercera corona mundial.

Los guiños e imparcialidad de Ron Dennis a favor de su compatriota Lewis Hamilton y la atrevida y entonces juvenil sobervia del piloto británico truncaron la trayectoria ascendente del piloto español. Eran tiempos donde la relación piloto-escudería era tensa y asfixiante y las tramas de esta última estuvieron a punto de hacer estallar un conflicto internacional entre España y Gran Bretaña de la misma entidad que el mismísimo Peñón de Gibraltar.

Pero eso es el pasado y Fernando parece haber olvidado y perdonado. Ahora la pregunta es la siguiente ¿es mejor el presente? El hecho de que Ron Dennis siga siendo el gestor en la sombra de McLaren no invita a optimismo.

Vídeos destacados del día

Además, los test realizados en varios circuitos indican que el monoplaza diseñado por McLaren es una verdadera "cafetera" y que muchos cambios deberán de realizarse para poder llegar a la altura de los Mercedes.

Para avivar más la polémica y la incertidumbre, el accidente de Alonso en Montmeló la semana pasada ya demuestra que la relación no va a ser fácil. El monoplaza conducido por el español se salió de la pista a unos 150 kilómetros /hora e impactó contra el muro. McLaren ya se ha adelantado a declarar que no fue un problema del coche y ya insinúa que el accidente pudo ser debido a la incompetencia de Alonso que no supo gestionar la curva en las condiciones meteorológicas existentes.

Ahora a 15 días del comienzo de un nuevo Mundial de Fórmula 1 lo que está en entredicho es el futuro de McLaren en el campeonato. Empezaremos con la incertidumbre de si Fernando Alonso estará en la primera parrilla de Australia. Según Marca, Alonso deberá pasar unos test médicos antes del fin de semana que viene para ver si está en condiciones de competir.

Independientemente de esto, que podría considerarse como una anécdota, lo que no está tan claro es que los McLaren puedan evolucionar para ser un coche ganador.

Pero imaginemos que si consiguen dar con la "tecla" y el coche es capaz de competir con otros bólidos de la parrilla; la pregunta es entonces ¿Dejará Ron Dennis competir abiertamente a Alonso y Button? Jenson Button es un excelente piloto y ya ha demostrado que con un buen coche puede llegar a ser campeón del mundo. Entonces ¿no preferirán Ron y la escudería que el futuro campeón del mundo volviera a ser un británico? #Fórmula 1