"Tu pasado moldea tu presente", afirma Kraus. Y eso es algo sobre lo que pensar. Un grupo de investigadores aseguran que estudiar Música durante la infancia (aunque sólo sea durante 1 año), beneficiará considerablemente la salud en la edad adulta, pues desarrolla ciertas habilidades de aprendizaje, memoria y auditivas, entre otras. Comprobaremos los datos verificados por dos investigaciones y dos fuentes distintas.



En primer lugar, investigadores de la Universidad de Nothwestern (Evanston, en el Estado de Illinois) realizaron un estudio a 45 adultos divididos en tres grupos (considerando que los integrantes de los grupos hayan comenzado su educación musical a la edad de 9 años, una edad común):

- Los que nunca habían recibido educación musical.
- Los que la habían recibido de 1 a 5 años
- Los que la habían recibido de 6 a 11 años.


Se descubrió que el estudio y el entrenamiento musical durante la infancia, conlleva un mejor procesamiento neuronal de los sonidos en el futuro, y por lo tanto, mejor "salud". Eso significa que, durante el tiempo que se estudie música, tanto práctica, como teóricamente, ciertas funciones cerebrales se desarrollan y se verán reflejadas en la edad adulta, como las habilidades auditivas, de aprendizaje, de atención, comunicativas y de memoria.


Otro estudio fue el realizado por Nina Kraus, publicado en la revista Nature Review Neuroscience, quien afirma que durante el estudio práctico de un instrumento, se crean conexiones neuronales que mejoran también otros aspectos de la comunicación humana, por lo que los niños que estudien música, tendrán mejor vocabulario y capacidad de lectura.



Esto también explica la gran capacidad de los músicos de escuchar una conversación pese a haber ruido de fondo, pues distinguen mejor las frecuencias de los sonidos y son capaces de especificar cuál quieren oír para prestar mayor atención.


Finalmente concluiremoos con la explicación de la profesora de neurobiología, Nina Kraus, quien confirma: "Además de todos los beneficios que ya sabemos que la música otorga al cerebro, el estudio sugiere que estas clases, aunque sea por poco tiempo, pueden ayudar para el resto de la vida, a saber escuchar y en el aprendizaje"


En mi opinión, independientemente de los estudios, aconsejaría a todos los padres que inculcaran a sus hijos algo tan bonito como es la música, pues aunque aunque sea beneficiosa para el cerebro, también lo es para el alma: digna de aprender y conocer, sea cual sea el instrumento que se aprenda a tocar. Al menos esta es mi opinión, ¿cuál es la vuestra? ¿merece totalmente la pena instruir a nuestros hijos en el sentido musical?


Así pues, los científicos aseguran que: "La forma en que escuchas hoy en día, es dictada por las experiencias relacionadas al sonido que has tenido hasta este punto". Por lo tanto... ¡nunca es tarde para aprender algo tan maravilloso como es la música!