Ayer en Antena 3 se emitió "En tierra Hostil" dedicado a Venezuela. En el programa, desde un principio, se quiso dar la impresión de que Venezuela, es el infierno. Tanto, que llegar a Colombia, uno de los países más violentos del mundo, la Colombia de los asesinatos a sindicalistas por doquier, parecía la salvación para una periodista, que siempre estaba con cara de terror frente a la cámara.


Desde luego, Venezuela a día de hoy es uno de los países más violentos del mundo, pero la verdad, cuando terminó el documental, a uno no le queda claro, porque la cosa está allí tan mal. No sabe uno, si es que la gente en Venezuela es violenta de por sí, o si el gobierno subsidia los secuestros, la verdad. Se dicen muchas cosas, eso sí, siempre por parte de la oposición, ya que los reporteros no se entrevistaron con nadie del gobierno. Una forma muy objetiva de abordar el tema, pero en fin, ¿alguien esperaba otra cosa?


Lo que sí parece que quedó claro, es que en Venezuela hay mucha violencia y escasez de algunos productos básicos. Esto, según dicen se debe a la intervención del Estado, llegando a inflaccionar los precios, hasta un 60%, así como al mercado negro que se crea al rededor de los productos subvencionados, como pasa con la gasolina, que es la más barata del mundo.

Según parece, en Venezuela se han llegado a robar camiones de gasolina, produciéndose recientemente el asesinato de uno de los conductores. Pues bien, nada más se dijo al respecto.

O sea, en Venezuela hay mafias, que se dedican a robar el petróleo de todos, el petróleo del Estado, para luego venderlo en el mercado negro (en otro país claro está, quién va a comprar ese petroleo en el propio país), llegando incluso a matar a los funcionarios que los llevan y para «En Tierra Hostil», eso no parece tener ningún valor informativo. Tampoco parece importarles, cuál ha sido el papel de la oposición en Venezuela, y se habla de poca libertad de expresión, pero no se ve nada de lo que allí se emite por Televisión o prensa, como por ejemplo, el propio programa que estaban grabando de "Tierra Hostil".


Para terminar, fijaros si la intención del programa era hablar más de lo negativo que de lo positivo de Venezuela, que cuando se encontraron a un Chavista y una simpatizante de la oposición, se llevaron a la opositora para seguir el programa, pero no al Chavista. ¿No hubiera sido más objetivo llevarse a los dos y contrastar?. Bueno, como dije al principio, creo que nadie esperaba otra cosa de "Tierra Hostil", porque viendo en las fechas en las que nos encontramos, este documental tiene más de campaña política que de cualquier otra cosa.