Como decíamos en el artículo anterior, El sistema cultural: Parte 1. Seguiremos analizando a partir de la transición, la cultura de este nuestro país, según el libro de Enrique Bustamante Radio y televisión en España: historia de una asignatura pendiente de la democracia.

Una vez en la transición, desde la política y medios de comunicación se propone que haya un cambio. Una televisión que no esté a las órdenes del gobierno. Cosa que a día de hoy no sucede. Un cambio, que venía siendo solicitado por el pueblo español durante la mayor parte del Franquismo, pero que había sido ignorado. La televisión era ya el medio más usado por los españoles para informarse.

Seguía aportando grandes beneficios a las arcas del estado.

El terrorismo era noticia todos los días. Entre 1975 y 1980 hubo 460 muertos por acciones terroristas. Además del Golpe de estado del 23-F.

En 1980 se promulga el Estatuto de Radio y Televisión. RTVE estará dirigido por un consejo de administración, formado por 12 miembros. Elegido por una mayoría de 2/3 por el parlamento. Lo cual es entendido como una mejora democrática. Pero lejos de eso, existía una cláusula, que decía que si no había ese consenso de 2/3, el consejo lo nombraba el director, y este era elegido por el gobierno. Así que básicamente, como cada partido quería poner a sus hombres de confianza en el Consejo de administración, nunca se producía ese acuerdo. En definitiva, el consejo era elegido por el gobierno.

Vídeos destacados del día

Adolfo Suárez, adalid de la democracia, fue acusado en varias ocasiones por usar a RTVE, como un instrumento para ganar las elecciones y criticar a los demás partidos. Estas duras acusaciones venían de la mano de Felipe González, líder del PSOE.

Una vez que llegó Felipe González al poder, usó a RTVE para que en el referéndum de la OTAN, ganara el sí. Así que después de tanto criticar, acabó haciendo lo mismo. Bajo su mando, se concedieron las primeras licencias de Televisión Privada a empresas afines al PSOE, al Grupo Prisa Canal+, a la Vanguardia Antena 3, a Anaya, Finivest y La ONCE, Telecinco. Estas empresas han ido cambiando su accionariado. Esto hizo que RTVE se endeudara para poder competir.

El PP de Aznar no cambió nada, salvo permitir que un grupo de comunicación pudiera ser de un solo ente. Prosiguió la manipulación y el control gubernamental del medio público, un fallido proyecto de TDT, y ganarse el favor de Telefónica.

El PSOE de Zapatero, es el único que logra una independencia de RTVE.

Con la "Ley General De lo Audiovisual". Por esta Ley a través de un consejo de expertos, se reformó el Sistema Audiovisual, para que no estuviera controlado por el gobierno. Crea dos nuevas cadenas, de grupos afines al partido, cosa que ya había hecho el PSOE de González. La Sexta y Cuatro, que rápidamente se endeudan, y el PSOE legaliza las fusiones entre cadenas, condenando la pluralidad del medio, ambas son absorbidas, y no fusionadas como se anunció, porque su participación en la empresa futura, era y es mínima, incluso a día de hoy inexistente.

El PP de Rajoy vuelve al control mediático, volviendo a elegir a los directores de RTVE a manos del gobierno, y despidiendo a media plantilla.

Y aquí estamos. ¿Cambiará algo?