La verdadera felicidad surge de encontrar el equilibrio en la balanza emocional al tener espacios personales que dejan una huella positiva en el corazón y también, tener objetivos profesionales que aportan una motivación intrínseca. Hoy se celebra el Día Mundial de la Felicidad.

Una jornada que invita a la reflexión sobre cómo la felicidad en el trabajo incrementa el sueldo emocional de los empleados porque cuando un empleado se siente bien consigo mismo, también crece su nivel de implicación.

Cada empleado dedica muchas horas de su vida a su jornada laboral, un tiempo que es más enriquecedor cuando se convierte en una inversión en la propia felicidad. ¿Cómo ser feliz en el trabajo? ¿Cómo potenciar el bienestar emocional en la oficina?

No existe ningún puesto de trabajo que sea ideal: siempre existen ventajas e inconvenientes. Al hacer balance de una situación, es un signo de inteligencia emocional valorar los puntos positivos frente a los posibles aspectos negativos con el objetivo de relativizar las dificultades.

Para ser feliz en el trabajo también es importante establecer metas a corto plazo. Por ejemplo, cada fin de semana puedes anotar en tu agenda cuáles son tus objetivos en los próximos cinco días. Un objetivo se convierte en una dirección a seguir en la realización de un plan de acción.

Puedes tener algún detalle emocional en tu despacho. Por ejemplo, puedes tener una fotografía familiar en tu escritorio. A través de este tipo de anclaje emocional es posible reforzar la felicidad cotidiana.

Existen pequeños detalles para elevar el bienestar personal en el día a día. El ejercicio saludable de ir caminando al trabajo eleva el pensamiento positivo a primera hora de la mañana. Ocúpate de los problemas pero no te preocupes por ellos. Evita posponer la toma de decisiones. Comienza la jornada realizando aquellas gestiones que implican un esfuerzo notable.

Participar en un curso de risoterapia también puede ser un buen antídoto para combatir el estrés, uno de los grandes enemigos del bienestar emocional de los empleados. Participa en actividades de ocio durante tu tiempo libre porque el descanso también es fundamental para ser feliz en el trabajo.