Las esperadas vacaciones de Semana Santa se convierten en una oportunidad de ocio fantástica para desconectar del estrés cotidiano, potenciar el descanso y compartir momentos en familia. Al convivir durante más tiempo con la pareja en este periodo de descanso, también existe la posibilidad de que se produzca un aumento de las discusiones que se convierten en foco de conflicto.

¿Cómo evitar las discusiones de pareja durante el descanso de Semana Santa?

Tras varias semanas esperando con entusiasmo que llegue el descanso de Semana Santa, es positivo que ajustes tus expectativas a la realidad. Una de las consecuencias de la idealización que produce la espera es la frustración de que la realidad no cumpla dichas expectativas.

El descanso de las vacaciones puede ser una oportunidad para establecer un nuevo punto de partida en la relación de pareja reflexionando sobre cuáles pueden ser las fortalezas, las oportunidades y las debilidades de la relación.

Durante las vacaciones de Semana Santa conviene reforzar el ocio a través de planes con los amigos y con la familia, sin embargo, también es necesario que la pareja encuentre espacios de intimidad para estar a solas. Estar de vacaciones no es sinónimo de potenciar la dependencia de estar todo el tiempo juntos. Es muy saludable que en vacaciones, y siempre, cada uno pueda tener su propio espacio.

Durante los periodos de vacaciones pueden volver a surgir conflictos de pareja que han permanecido en un segundo plano durante un tiempo. Sin embargo, conviene potenciar la inteligencia emocional de no querer solucionar dichos conflictos en unos días. Ten paciencia.

Durante el tiempo de ocio, marca distancia respecto de los asuntos de trabajo. Si por cuestiones laborales no puedes desconectar completamente de las tareas de la oficina, entonces, reduce el número de veces que consultas al día el correo electrónico para conciliar trabajo y descanso de forma óptima.

Las personas están en un proceso de evolución constante. Por esta razón, es positivo tener ilusión por volver a redescubrir a la pareja, conocerle mejor y tomar la iniciativa por sorprenderle. El amor se crea día a día.