Cincuenta sombras de Grey o Fifty Shades of Grey, ese primer libro de la trilogía, porque hay más señores, escrito por E. L. James (mujer, por cierto) y del que no se ha hablado nada de nada desde que se publicara en 2011, ha sido señalado por un estudio de la Universidad Estatal de Ohio publicado en la revista Journal of Women's Health, como perpetuador de conductas de opresión y abuso psicológico y físico a mujeres, algo que se repite de forma constante y omnipresente en la obra.

Y no acaba ahí, ya que el estudio también señala que el daño se acentúa al ser considerada la novela como "romántica" y erótica y, a medida del público femenino que, no contentas con pasar por alto una actitud que fuera de la ficción sería poco menos que machista y autoritaria (algo contra lo que debíamos estar luchando y no aplaudiendo), alaban la personalidad de éste personaje y llenan las tiendas demandando productos para llevar a cabo estas prácticas con su pareja, lo que ya se ha cobrado más de un accidente en urgencias y hasta incluso una muerte.

Pasando por alto lo que parece ser un complot de tiendas y literatura erótica para aumentar ventas, dado que esta saga los ha vuelto a poner de moda, resulta curioso que esta trilogía, en la que las relaciones íntimas son algo que se repite continuamente y de forma explícita, haya superado fácilmente las barreras de tabú que impone la sociedad. No nos engañemos, poca diferencia tiene con el cine adulto que el público femenino nunca admitiría leer o ver o, al menos, no de forma tan abierta, llegando incluso a plagar Internet, librerías, conversaciones de cafetería, disfraces de niños, o acabando con maridos torturados por los latigazos. ¿Está cambiando algo en esta sociedad o no es más que una moda y un simple libro de mala literatura que acabará olvidándose?

El trabajo de Amy Bonimi y sus colegas en el estudio contra la saga se basa en un análisis sistemático, para los que lo hayan tachado de simples "haters", lo que contribuye a analizar patrones que coinciden de forma alarmante con las definiciones de violencia de género y pareja del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades del país donde la saga ha resultado más exitosa, EEUU.

Vídeos destacados del día

No nos engañemos, pues, la protagonista, Anastasia, es una mujer que sufre abusos y constantes amenazas de su pareja.

Cincuenta sombras de Grey, narrada en gran medida en Seattle, nos relata la curiosa relación entre una recién graduada Anastasia Steele y un joven magnate de negocios, Christian Grey. Su éxito ha llegado a superar los inocentes y llenos de valores Libros de Harry Potter. Sin embargo, la adaptación cinematográfica llegada este año de la mano de Universal Pictures ha sido sentenciada por las duras críticas de expertos que van más allá del éxito taquillero y podría suponer una sentencia a su continuación.