La hija de Isabel Pantoja se encuentra en "capilla" preparando su próxima llegada como concursante al próximo #Reality de #Telecinco "Supervivientes". Después de las controvertidas declaraciones en Salvame "Deluxe" de Kiko Rivera, Sevilla vivió la coincidencia de los dos hermanos en la terraza de la que es socio Kiko. Aunque pueda parecer mentira no se hablaron. Parece complicado que la relación entre los dos hermanos vuelva a ser como era antes de la intervención en el programa de Jorge Javier Vazquez.

Mientras Chabelita está preparando su entrada en el concurso, la casa de Isabel Pantoja en la Moraleja se ha vaciado por completo.

Todas las pertenencias se han llevado a la finca de "La Cantora". Por lo que se ha dicho en Telecinco, la casa de la Moraleja va a ser embargada este próximo mes de abril.

El banco se va a quedar con la residencia de Isabel en Madrid. Los pagos están pendientes y ante la imposibilidad de cumplirlos, parece que uno de los lugares que fueron más especiales dejará de ser propiedad de la cantante.

Las finanzas de la familia están bajo mínimos, Kiko Rivera debe 200.000 euros al erario público, Isabel Pantoja sigue luchando contra la difícil situación a la que le ha llevado unas deudas que están siendo una pesada losa para una mujer que tampoco puede trabajar para aminorarlas al estar en prisión. Su hija, mientras tanto entra en "Supervivientes" como una manera de seguir siendo autosuficiente y aprovecharse de una de las escasas fuentes de ingresos que tiene la familia Pantoja.

Vídeos destacados del día

El desastre económico del clan, es una prueba del descontrol que durante una época de nuestro país se realizó por gente que se creía por encima del bien y del mal. ¿Pena? Ninguna, ya que la altivez demostrada cuando era la pareja del Alcalde de Marbella, ha terminado pagándolo bien caro.

No hay que olvidar nunca que los famosos antes que eso son ciudadanos, con unas obligaciones y derechos exactamente las mismas que el común de los mortales. Veremos cómo Chabelita aguanta su participación y sigue consigue rentabilizar su paso por la isla.