2

Pocas horas después del fatal accidente de aviación, esperábamos encontrar solidaridad entre la gente hacía las víctimas, como pasó cuando el 11-M, pero en las redes sociales se ha visto poco este noble sentimiento, sobre todo si las víctimas eran de algún sitio en concreto.

Catalunya fue en este caso la humillada, ya que muchos de esos tuits celebraban, sin ningún rubor, que hubiera víctimas catalanas, incluso con alusiones racistas o de supuesta superioridad racial, que recordaba a nefastas épocas pasadas, como aquel documental del NO-DO que dudaba que los habitantes de la Guinea Española (actual Guinea Ecuatorial), de raza negra, fueran capaces siquiera de razonar como un blanco.

En Twitter y en algunos medios, se ha podido ver reunidos algunos tuits semejantes.

"Si [los pasajeros] eran todos alemanes y catalanes, ¿dónde está la tragedia?", "Ojalá que todos [los muertos] sean catalanes", "Seguro que los 45 apellidos [de los muertos españoles, que ahora ascienden a 51] serán vascos, catalanes y panchitos", "No hagamos un drama, en el avión iban catalanes, no personas", "Espero que el avión ese se haya llevado por delante a unos cuantos franceses", etc. etc. etc. Muestra de xenofobia que ataca incluso a franceses o latinoamericanos. Haciendo amigos.

La asociación catalana de abogados Drets ha recopilado todos estos tuits y muchos más en 150 mensajes para presentar una denuncia a Fiscalía y defender el honor de las víctimas, diciendo que ya se ha llegado al límite de la paciencia de los catalanes, ya que muchos de ellos les han dicho que están hartos de tanto ataque e insulto por que sí.

Vídeos destacados del día

A los autores de los tuits se les podría acusar de incitación al odio y a la discriminación. El Ministerio del Interior actuará en este caso. Se han investigado una veintena de cuentas de Twitter, varias se han suspendido. Los Mossos d'Esquadra han recopilado muchos de esos tuits, además de la asociación Drets,

La Prensa extranjera se ha enterado de este desagradable asunto, y todavía sorprendida, o mejor dicho alucinada, lo ha comentado. El diario conservador francés Le Figaro ha destacado que "los mensajes son hirientes para los catalanes, blanco tradicional de bromas de mal gusto en España".

El diario peruano El Comercio dice en su titular: "Twitter: investigan racismo tras caída avión Germanwings". La revista digital The Spain Report dice: "España ordena investigar unos tuits de odio antifrancés y anticatalán después del accidente del avión A-320 de Germanwings".

No es la primera vez que se ven tuits de este tipo atacando sin pudor a un país, un colectivo o incluso una religión.

El año pasado, después de que el Maccabi de Tel Aviv ganara en la final de la Copa de Europa de baloncesto al Real Madrid, aparecieron en Twitter muchos tuits insultando a los judíos en general, usándose sobre todo la frase "Hitler tenía razón" y negando que hubiera ocurrido el Holocausto. Se cerraron algunas cuentas, pero la cosa, desgraciadamente, no pasó de una pura anécdota y rabieta de malos perdedores. Esperemos que ahora no pase lo mismo.