El parlamento venezolano reunido en Caracas aprobó por mayoría una Ley Habilitante Antiimperialista que le otorga plenos poderes a Maduro para defender a Venezuela. El pasado domingo el parlamento venezolano en una asamblea nacional aprobó con mayoría de los votantes una ley denominada Ley Habilitante Antiimperialista.

Dicha ley había sido solicitada por el Presidente Nicolás Maduro ante las declaraciones, y las amenazas de nuevas sanciones que a Venezuela le impondrían los Estados Unidos de Norteamérica (en palabras del Presidente Obama "Venezuela representa una amenaza para los Estados Unidos"), de manera que con esta ley, una especie de blindaje institucional, que con el aval parlamentario le permite a Maduro gobernar directamente por decreto.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Maduro puede defenderse de las mencionadas declaraciones y hacer frente a las posibles sanciones americanas que pondrían en riesgo de desestabilizar su mandato democrático.

Se prevé que esta ley, una vez publicada, tenga una vigencia de nueve meses.

Después de las duras declaraciones del Presidente Nicolás Maduro contra Mariano Rajoy, Presidente de España (Maduro lo tildó a Rajoy de fascista, de representar a un gobierno elitista y de derechas que gobierna para la banca pública), las relaciones entre España y Venezuela se han vuelto a tensar.

Por parte de la prensa española, aquella que se denomina a sí misma como "libre e independiente", en un país democrático, occidental y cristiano, como por ejemplo la que dice representar el periódico ABC, directamente le han declarado "la guerra" a Venezuela, como si en vez de periodistas, los trabajadores de prensa, fueran auténticos marines: Alfonso Rojo, columnista de este diario, escribía la semana pasada que "Maduro estaba podrido", pero que para terminar de caer hacía falta "un empujón de afuera", en clara alusión a legitimizar- al menos de manera mediática- cualquier intervención de los Estados Unidos o de otros países, contra el Gobierno de Venezuela.

Vídeos destacados del día

Vale la pena recordar -nos guste o no nos guste- un gobierno democrático elegido por el pueblo. Rojo, que está visto que nada tiene de Rojo, desde las páginas del ABC, añorando aquellos viejos tiempos dictatoriales en Latinoamérica "llamaba" a un golpe de estado sin vergüenza alguna, como si -en el peor de los casos- reclamar un "golpe de estado desde afuera" fuera una petición, o una acción, que le correspondiera a la prensa. Una anacrónica y una vergüenza…

De todos modos, tampoco podemos ser ingenuos y creernos que todo lo dicen los americanos son mentiras, porque las sanciones con las que Estados Unidos amenazó a Venezuela están relacionadas con violaciones a los derechos humanos, más precisamente con detenciones realizadas a opositores al gobierno de Maduro, las cuales no estarían dentro de un marco de legalidad.

Y también se han escuchado algunas denuncias con respecto a estas violaciones por parte otros organismos internacionales que luchan en defensa de los derechos humanos.

Por ejemplo, y para decirlo de otra manera, en España la policía no puede detenerte por "pensar diferente", pero sí cuando una persona se manifiesta en una manifestación prohibida, insulta o le saca una foto a un policía.

Para que no nos rasguemos las vestiduras con Venezuela también hay que decir que todo esto que acabo de mencionar está contemplado en la Ley "mordaza" de Seguridad Ciudadana, la cual, entre otras cosas tampoco muy constitucional es que digamos...