El jueves 5 de febrero de 2015 estaba prevista la presentación del libro 'Víctimas de la lactancia materna' en la librería Argot de Castellón. El autor, José María González Cano, un pediatra de la capital de La Plana con más de treinta años de experiencia en el Servicio de Pediatría del Hospital General de Castellón. Sin embargo, y según fuentes del autor, la presión de varias organizaciones prolactancia, que amenazaban con una tetada en la puerta de la librería, aconsejaron la cancelación de esta presentación.

Este hecho ha abierto una ardua polémica entre los defensores de la libertad de expresión y grupos que defiende la alimentación materna de los bebés.

Como siempre cuando hay polémica las afirmaciones de una y otra parte son completamente divergentes y están completamente enfrentadas; sin embargo, este escribiente, como no ha tenido la posibilidad de leer el libro, pasará simplemente a describir los hechos, evitando cualquier tipo de opinión.

Según ciertas informaciones recogidas en medios escritos, el libro del Dr. González Cano supone un ataque frontal a la lactancia materna ya que según estas fuentes el doctor culpa a la lactancia materna de muchos casos de desnutrición y deshidratación padecidos por bebés ingresados en los hospitales y, afirma, que la alimentación materna siempre es buena pero que en algunos casos resulta insuficiente. Ante estas afirmaciones, los defensores de la alimentación natural se han sentido agredidos y después de recoger más de 9.000 firmas digitales y amenazar con una tetada durante la presentación del libro, han pedido la destitución de este doctor y que se retracte de lo escrito.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, también se han alzado voces a favor de este doctor y de la libertad de expresión. Entre ellas, la más llamativa, la expresada por Julia Otero ayer en su programa Julia en la Onda de Onda Cero. Después de escuchar una grabación en la que el doctor dignificaba la lactancia materna pero exigía tolerancia para las madres que, por algún motivo, no podían proporcionar esta alimentación a su bebé, la periodista se posicionaba claramente a favor de la libertad de este profesional de la medicina de poder expresar sus experiencias a través de su libro. Junto a Julia, un gran número de oyentes también apoyaron al Dr. González Cano a través de varias redes sociales como Twitter y Facebook.

La polémica sigue en el aire y después de suspenderse tanto la presentación del libro como la tetada en Castellón de la Plana, las organizaciones defensoras de la lactancia materna siguen anunciando acciones, como tetadas en otros lugares de España, para protestar por las opiniones expresadas en este libro.

La pregunta es, aunque todos, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), estamos de acuerdo en las ventajas de la alimentación materna ¿es lícito que en pleno siglo XXI se prohíba la publicación de un libro, simplemente porque el autor pueda tener una opinión diferente? En lo que a mi concierne me gustaría tener toda la información disponible, incluido el libro en cuestión, para poder labrarme una opinión y poder criticar o alabar lo que se expone. Mientras tanto, sigo sin opinión y no sé si la tetada estaba justificada o si, por el contrario, le tendría que espetar al doctor 'macho la que has liao'.