No está siendo el mes de febrero especialmente bueno para la formación de Pablo Iglesias, los asuntos económicos de algunos de los principales cargos del partido como Juan Carlos Monedero con un silencio demasiado prolongado en el tiempo ha hecho descender levemente la intención de voto. Podríamos decir que #Podemos juega estratégicamente sus bazas y que pese a jugar magistralmente, también ha cometido errores.

El electorado español tiene un gran número de indecisos y en todos los bandos, Pablo Iglesias lo sabe y ha estado algo retirado de los medios estos últimos meses en los que entre los asuntos de Monedero, la salida de Izquierda Unida de Tania Sánchez y la atención mediática Greco-Venezolana ha vivido algo más sosegado el comienzo de un 2015 que puede cambiar en buena manera el panorama político español.

En el día de hoy Pablo ha retado al presidente Rajoy a un debate en la comparecencia que ha tenido ante los medios en su debate sobre el estado de la nación particular. El líder de Podemos, sabe de su capacidad de oratoria y se cree capacitado de utilizar el debate para asestar un golpe al líder popular.

Centra sus ataques en él, sin mirar a un Pedro Sánchez. Queda todavía tiempo para pensar en un debate así, pero se hace difícil pensar que el partido en el poder se preste a ello. La confrontación contra el líder del PSOE a buen seguro que se producirá.

Los debates televisivos tienen su importancia en la política moderna, aquí en España pocas veces han supuesto consecuencias para los contendientes. Todo esto podría cambiar si tanto las cadenas como los partidos optaran por poner en liza a los cabezas de lista, ¿se imaginan a hombres de la dialéctica de Albert Rivera o Pablo Iglesias  en un debate con Rajoy o Pedro Sánchez?

Muchos son los que creen que tanto Rivera como Iglesias les darían un baile de campeonato.

Vídeos destacados del día

A todo aquel que le guste la política le encantaría ver un duelo de verdad y sin filtros tibios pero, ¿se atreverá el bipartidismo a luchar en la arena? En pocos meses tendremos la respuesta. #Mariano Rajoy