Como en las grandes corridas de toros, a las que envuelve una gran expectación, el hemiciclo estaba hasta la bandera durante el Debate del Estado de la Nación de esta semana. Ni un solo escaño libre y todos o casi todos los diputados ejerciendo el trabajo por el que son remunerados. Es cierto que observamos alguna honrosa excepción y en lugar de prestar atención a los oradores se dedicaban a darle al juego de Candy Crush Saga o al de Frozen Free Fall o a ambos a la vez.

Pero no se dejen llevar a engaño, sabemos que a diario, y en ocasiones no tan renombradas, el Congreso de los Diputados no alcanza la media entrada y, a veces, la mayoría de los sillones están vacantes.

Alguien, de esos que creen que el trabajo no dignifica, podría pensar que es lógico, ya que si te pagan lo mismo por asistir que por no ir, pues menuda pérdida de tiempo.

Otros, en cambio, podrían pensar que este tipo de cosas sólo pueden pasar en España, donde la fama de sus ciudadanos a escaquearse del trabajo, aunque seguramente injusta, les precede. Pues bien, ahora sabemos que aunque las gentes en los distintos países europeos son muy diferentes, los políticos son exactamente iguales en todas partes.

La vergüenza de un Parlamento Europeo vacío, como lo vimos el pasado miércoles, ya lo denunció Podemos en julio de 2014 y el diario digital Vozpopuli por entonces publicaba este titular "Podemos denuncia la auténtica vergüenza de que el Parlamento Europeo esté vacío".

Sin embargo, el que hizo novillos el pasado miércoles, ante una sesión parlamentaria europea, fue el propio líder de Podemos Pablo Iglesias.

Vídeos destacados del día

Podríamos pensar que estaba de baja por gripe, lumbago, o cualquier otro asunto de importancia; pero no, el líder de Podemos ese mismo día se encontraba dando un mitin a escasos metros de donde se estaba celebrando el Debate de la Nación. ¡Ahora ya no debe de ser tan vergonzoso!

Y es que debe ser que el Sr. #Pablo Iglesias debe de tener el apreciado don de la ubiquidad, ya saben ese de estar en dos sitios al mismo tiempo, ya que puede estar en Europa como eurodiputado y al mismo tiempo preparando la campaña de Podemos en plena actividad y en varios países del mundo. Pero, también, por lo que manifestó en ese mencionado mitin puede ser el auténtico líder de la oposición sin ni siquiera haber sido elegido por el pueblo.

Pero dejando a Pablo Iglesias, que ya hablará él de sí mismo, lo de los eurodiputados es una verdadera vergüenza y un auténtico fraude legal. La Voz de Galicia destapaba que cada eurodiputado maneja al año 500.000 euros entre sueldo y gastos. Pero centrándonos solamente en el sueldo ¡Hagamos cuentas! Un eurodiputado cobra unos 96.000 euros/año, o 8.000 euros/mes o, lo que es lo mismo, 270 euros/día.

El total de eurodiputados es de 751, si viendo la foto de cabecera de esta noticia, suponemos que sólo y aproximadamente 51 estaban cumpliendo con su obligación, eso resulta en que los eurodiputados ganaron o robaron 189.000 euros en un solo día sin aparecer por su puesto de trabajo.

Un chollo o un despilfarro, según con el punto de vista con que se mire. Y digo yo, no se les podía aplicar la norma que impera con el resto de los ciudadanos, controlar su asistencia, pagarles sólo si trabajan; pues igual sí, pero para eso las leyes no deberían de hacerlas los políticos. #Unión Europea